Lo que debes saber sobre la entrevista de trabajo – Parte I

entrevista de trabajo

Una entrevista de trabajo es una comunicación mutua entre un representante de la empresa, y un postulante, en este caso tú.

Toda entrevista de trabajo es una oportunidad en la que debes dejar una muy buena impresión. El representante intentará buscar en tu persona la mayor información posible para el puesto vacante y es ahí donde debes comunicar y demostrar que reúnes todas las necesidades, y exigencias para el trabajo.

Siempre ten en cuenta estos pequeños consejos para obtener los mejores resultados.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




Antes de la entrevista

  • Indaga toda información referente a la empresa para la cual postulas, pues demostrará tu interés y logrará mayor confianza en ti.
  • Viste siempre formal. Recuerda que la primera impresión es la que cuenta.
  • Prepárate y conoce bien tu currículum.
  • Prepara respuestas para posibles preguntas difíciles. Es mejor ser precavido para poder marcar la diferencia.
  • Al llegar a la empresa, tómate unos minutos para relajarte y ser amigable con todas las personas. En muchos casos las empresas buscan alguien que tenga facilidad de interrelación y trabajo en equipo.
  • Preséntate en la recepción, menciona la cita, agradece a la persona y espera tranquilamente. Tómate tu tiempo y pierde el miedo. Recuerda que si tú te estas presentando a esa vacante, es porque realmente estas capacitado para hacerlo.
  • Revisa los apuntes o información relacionada con el puesto y piensa en el trabajo, no en asuntos personales. Deja todo problema fuera de la entrevista, pues te puede jugar una mala pasada.

Durante la entrevista

  • Sé puntual (llega con 15 minutos de anticipación). La puntualidad demuestra mucho en una persona.
  • Saluda al evaluador y preséntate estrechándole la mano. Deja atrás el miedo y demuestra que eres el indicado.
  • No mastiques chicle. Es una pésima costumbre o un mal consejo para olvidar el estrés. Dentro de una entrevista es considerado como falta de respeto y nerviosismo.
  • Mantén el contacto visual con el evaluador (míralo de frente). La confianza siempre será tu mejor aliada para una entrevista laboral.
  • Utiliza un lenguaje formal. Siempre la educación y la fluidez de palabra demuestran que tan preparado tú estás.
  • Evita gestos que delaten tu nerviosismo (no muevas los pies, no frotes las manos, etc.). Muchas veces al ir a una entrevista de trabajo, nos preparamos tanto que en la misma entrevista puedes olvidar o equivocarte en algo y es motivo suficiente para que los nervios te invadan.
  • Resalta tus habilidades y experiencia personales (las que se encuentran en el resumen de tu curriculum). Tú estás capacitado para ese trabajo, por lo cual debes demostrarlo y resaltar todas tus cualidades.
  • No trates el tema de remuneración a menos que lo plantee el evaluador. Como mencionamos, una entrevista es una comunicación grata entre dos personas. Espera siempre pacientemente a que toque el tema.
  • Realiza preguntas si tuvieras dudas, sólo al final de la entrevista. Nunca esta demás despejar dudas referente a la evaluación que no hayas entendido
  • Entrégale tu tarjeta de presentación en caso de contar con una. Siempre es bueno dejar una pequeña tarjeta, ya que en caso no te contraten, tal vez el entrevistador tenga algún referido que necesite tus servicios.
  • Dale la mano al despedirte. La educación es un valor muy importante, agradece el tiempo brindado.

Después de la entrevista

  • Si te dieron la opción de comunicarte, llámalos para saber el resultado en la fecha que te señalaron.
  • Si la respuesta es negativa agradece por la oportunidad brindada y solicita ser tomado en cuenta en otra oportunidad.
  • Si no lograste el puesto de trabajo envía tu Currículum Vitae a todas las otras alternativas de empleo que
    predefiniste.
  • Si la respuesta es positiva, felicítate, ya lograste tu objetivo.

¿Ya utilizaste alguno de estos consejos?

Vía: empleosperú

comments

Autor entrada:

Deja un comentario