Los conflictos en el trabajo

Los conflictos dentro de un equipo son inevitables debido a la personalidad única de cada uno. Estos pueden afectar el rendimiento en el trabajo o traer beneficios, dependiendo de la forma como son manejados.

Si no se procede adecuadamente, los conflictos pueden destruir la comunicación en el grupo, disminuyendo la disposición de los integrantes a escuchar y respetar los puntos de vista diferentes. Asimismo, pueden reducir los niveles de confianza y honestidad.

Tener una mala predisposición para escuchar la opinión de los demás genera pérdida de tiempo, empeora la calidad de las decisiones, hace que empleados valiosos renuncien, baja la motivación, y aumenta el ausentismo y los problemas de salud de los trabajadores.

Si se genera un conflicto, este no debe ser resuelto por el gerente, sino por los involucrados. Dialogar cuando hay dos partes confrontadas hace que se fomente la discusión y que las personas aclaren sus puntos de vista. De esta manera, los conflictos pueden obligar a las personas a buscar nuevos enfoques, fomentar la creatividad y mejorar el procedimiento de la resolución de problemas.

“Muchas personas pasan gran parte del día en las oficinas al lado de individuos ajenos al entorno familiar. El pilar de las relaciones eficientes entre personas en las organizaciones es saber responder a las diferencias entre trabajadores”, opina Ernesto Velarde, Country Manager de Trabajando.com Perú.

Vía: Perú 21

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion