Mark Zuckerberg revela cuál es su regla de oro para contratar personal

Mas de lo que te imaginas, tus colaboradores tienen mucho que ver en el éxito de tu empresa. Ellos tienen el poder de llevarte al éxito o al fracaso.

Contratar a Sheryl Sandberg fue una de las decisiones más inteligentes que jamás haya tomado Mark Zuckerberg. La actual directora de operaciones de Facebook se unió a la compañía hace nueve años, un momento en el que la red social estaba aún en pleno desarrollo y necesitaba un empujón estratégico.

Para tener una idea, en el 2008 la compañía terminó el año con 450 trabajadores, 272 millones de dólares en ingresos y 56 millones en pérdidas; mientras que el año pasado la multinacional dio empleo a más de 17.000 personas, obtuvo 27.600 millones en ingresos y 10.200 millones de ingresos netos.

En uno de los podcast de Reid Hoffman, cofundador de LinkedIn, Zuckerberg le cuenta que contratar a Sandberg le enseñó una importante lección: cuando quieres que tu empresa escale y se convierta en un gran negocio de éxito, los fundadores deben rodearse del mejor talento que puedan encontrar.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




“La gran diferencia que existe entre una empresa que triunfa y una que da resultados aceptables es que los CEOs de la primera están lo suficientemente seguros como para rodearse de grandes profesionales que pueden hacerles competencia”, explica.

A continuación, Zuckerberg explicó su regla de oro para contratar personal: “Cuando estoy pensando en contratar a alguien siempre me pregunto si trabajaría para él/ella en un universo paralelo”.

El directivo explica que esto no quiere decir que deberías cederle tu puesto, simplemente uno debe preguntarse si estaría cómodo trabajando para esa persona. Si la respuesta es no, entonces no has encontrado al candidato indicado.

Te puede interesar: ¿Qué tan difícil es trabajar con Mark Zuckerberg?

Pero esto no significa que se tenga que contratar a gente hiperespecializada en todos los campos, ya que hay que adecuar la exigencia a cada puesto de trabajo. La clave está en que los jefes, CEOs o fundadores deben dejar atrás sus egos y contratar a gente a la que admiran.

Por ejemplo, lo de Sandberg y Facebook no fue un “amor a primera vista”. Zuckerberg quedó varias veces con la directiva antes de hacerle miembro de su consejo directivo y, en estas “citas”, hablaban sobre la visión de la red social, el potencial que tenía, así como las posibles mejoras que podían implementar.

Sheryl es mucho más fuerte que yo, lo que me hace esforzarme más y hace que Facebook sea mejor. Esto no me da miedo, todo lo contrario. Valoro mucho su trabajo”, destaca.

Así que si deseas contratar a alguien con talento, la clave está en dejar atrás tu ego y seguir la regla de oro de Zuckerberg.

Vía: Business Insider

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL

comments

Autor entrada: Equipo Pymex P