Motivos para inculcar la innovación en sus colaboradores

trabajador-competitivo

La innovación ahora representa un vivo deseo en las empresas, como nunca antes lo había sido. Pequeñas, medianas y grandes organizaciones buscan en la innovación, el motor que los impulse hacia la cúspide competitiva. Sin embargo, muchas de estas organizaciones desconocen quiénes son los verdaderos gestores de la innovación empresarial. Si usted es uno de ellos, debe tener en claro que el único agente capaz de innovar dentro de su empresa es, nada menos, que el trabajador.

El horizonte resulta aún más sombrío para algunas empresas que contratan compañías, que ofrecen productos y servicios que, aseguran estas últimas, conllevará a una mayor capacidad innovadora dentro de la empresa. Lo que estas compañías no revelan es que esos productos y servicios que ofertan a las empresas están diseñados para un personal altamente calificado y con un gran potencial innovador. Y estas dos últimas características no se compran en un supermercado. Nacen de un esfuerzo continuo entre colaboradores y líderes de la organización.

Por tanto, si quiere innovación en su empresa, siga las siguientes premisas:

1.     Ubicar Eficientemente a sus Empleados

Existen colaboradores que tienen una mayor especialización que otros para determinada función. Sin embargo, muchos jefes olvidan por completo calificar las capacidades de sus empleados al momento de ubicarlos en la empresa. Una errada colocación de un empleado no solo tiene como efecto un desperdicio para la organización, sino que produce cansancio y frustración en el trabajador, quien conocedor de sus propias capacidades, rehúye las tareas que se le encomienda al considerarlas que están por debajo de sus reales habilidades.

El problema mencionado líneas arriba es conocido en el mundo empresarial como la fuga de conocimiento. No solo existe fuga de conocimiento por malas decisiones de la jefatura, sino también por una escasa actualización de las habilidades del trabajador. Por ello, es necesario que la empresa pueda ofrecen talleres, cursos y especializaciones que mantengan en vigencia los conocimientos de sus colaboradores.

2.     Entrenar en Innovación

Siempre se ha pensado que la innovación es un don natural que nace en algunas personas. Si usted es de los que piensan aquello, debe de cambiar de mentalidad. La innovación debe ser entendida como una habilidad más para el trabajador, y en ese sentido, los líderes de la organización deben potenciar y adiestrar el carácter innovador de sus colaboradores. El aprendizaje y el error representan el mecanismo que llevará a sus colaboradores a revelar su potencial innovador a favor de su empresa.

Ya lo sabe, si quiere innovación en su empresa, debe ser consciente que no existe una máquina mágica que la haga aparecer de la noche a la mañana, sino que representa un esfuerzo continuo para su consecución. ¿Está dispuesto a seguir ese reto?

Vía: “Portafolio económico” de El Comercio

Deja un comentario