Motivos para la felicidad laboral

Motivos para la felicidad laboralEn los tiempos actuales contar con un empleo es ya un motivo de alegría, pero una vez se tiene, disfrutar de la labor que se realiza cada día puede convertirse en una dura tarea.

“La mayor felicidad es uno mismo, ya que no está en nuestra mano la elección de los compañeros y los jefes con los que vamos a tener que trabajar. Lo más importante es poner el cerebro a nuestro favor”, asegura María Jesús Álava, psicóloga experta en trabajo y felicidad. Aunque son de lógica estas palabras a muchas personas les cuesta ponerlas en práctica. Por ello hay que empezar por uno mismo y luego intentar modificar el entorno.

La reflexión como fuente del conocimiento. Debe reservar 30 minutos de su día a reflexionar. Le ayudará a poner sus ideas en claro, no olvidar aquello que le motiva y conseguir soluciones a los posibles problemas que se enfrente.

El trabajo es importante pero no lo es todo. Recuerde que su vida va más allá de las paredes de la oficina. Busque otras facetas que también le aporten felicidad.

Desconectar cuando salga. Es importante no llevarse las preocupaciones laborales a casa.

Saber decir no a los compañeros.A veces puede ser difícil negarse a realizar tareas que le han pedido, pero muchas veces un ‘no’ a tiempo es mucho más rentable que un sí que nunca se llega a cumplir.

No olvidar su derecho a cambiar de opinión, a comentar y a decir no lo sé. Tan importante como dar su opinión sobre los temas que le afectan, es saber rectificar cuando cree que otra opción es más valida. Tampoco evite los no lo sé, a larga asumir responsabilidades que no será capaz de llevar a cabo sólo le traerá complicaciones.

No caer en la provocación de jefes, compañeros o clientes. Mantenga la calma, en todos los ámbitos de la vida se encontrará con personas que intentarán sacarle de su casillas, no entre en el juego ya que no le aportará nada positivo.

Actuar con inteligencia emocional y trabajar continuamente ilusionados. Reconozca sus sentimientos y los de los que le rodea y descubra la mejor forma para manejarlos. La ilusión tiene que ser la guía en su trabajo, aunque haya cometido errores debe aprender a perdonarse y seguir luchando por aquello que quiere.