¿Negociar el sueldo en plena entrevista de trabajo?

negociar-sueldo

Aunque puede resultar incómoda tal situación, una negociación económica ronda nuestra mente en el momento de la entrevista. ¿Cómo?, ¿cuándo?, ¿cuánto?, son las interrogantes que aparecen. Creemos que podemos pecar de groseros si tocamos el tema económico en la entrevista de trabajo. Hay otros que creen que resulta ingenuo no hablar del sueldo desde la primera entrevista, pues ¿qué otro fin tiene el trabajar en una empresa?

Hay que entender que un empleo no debe ser valorado únicamente en el sentido económico. Es cierto que es un aspecto vital, sin embargo, existen otros ángulos relevantes a considerar en la elección de un trabajo. Si de todas maneras cree que el dinero es la parte más importante para un puesto laboral, tome sus precauciones y siga estos pasos:

PRIMER PASO: Antes de Recibir la Oferta de Trabajo

Suscríbete a nuestro boletín informativo




¿Quiere un buen sueldo? Haga su inspección previa, entonces. ¿En qué consiste esa inspección? Investigue cuánto paga el mercado por un profesional de su ramo. No solo consulte a amistades, sino también averigüe en ferias, exposiciones y estudios salariales realizados por diversas empresas de investigación de mercados. Y, sobre todo, define tus necesidades críticas, aquellas que son necesarias para que te sientas a gusto en tu trabajo.

SEGUNDO PASO: Signos de Oferta

¿La entrevista de trabajo resultó más larga de lo que esperaba? ¿Acabas de recibir un nuevo llamado para una segunda parte del proceso de selección? ¿Te piden que señales tus expectativas laborales? Es un buen signo, vas por el camino correcto. Todo indica que la empresa tiene interés en tu capacidad.

TERCER PASO: Espacio de Negociación

Por fin, te indicaron que eres el elegido para el puesto de trabajo. Inmediatamente, te citan para la firma de contrato. Ese es el momento preciso para negociar tu sueldo. Si lo haces antes, puedes parecer vanidoso a los ojos de la empresa reclutadora. Si lo haces después, puede generar desconfianza en el empleador y hacer resquebrajar la incipiente vinculación. Aprovecha ese momento y señala cuánto valoras tus conocimientos y fuerza laboral.

CUARTO PASO: Estrategias Debajo de la Manga

Tal vez tu requerimiento salarial no sea aceptado. O tal vez, sí. Lo que no puede ser aceptado es que asistas a negociar el sueldo sin tener más opciones a la mano:

  • Establece 3 niveles de salarios aceptables, de lo más básico a lo más oneroso. Negocia al principio el salario más alto, y ve bajando tus expectativas de acuerdo a las posibilidades reales de la empresa, sin sobrepasar el nivel básico de tus expectativas,
  • También observa qué beneficios extra te brindan: seguro médico, gastos de transporte, alimentación, cupones de descuento, guardería, etc.
  • Nunca negocies el sueldo por teléfono o correo. Siempre hazlo de frente con el entrevistador, es más efectivo e impactante.

Ahora aplica estos principios cuando postules a tu nuevo trabajo, no te arrepentirás.

Vía: t-orienta.info

comments

Autor entrada: Equipo Pymex LM

Deja un comentario