¡No seas como él!: características de un mal jefe

mal-jefe

Es el llamado “ jefe pesadilla” que afectará la vida de sus empleados inclusive más allá de las horas laborales. Los especialistas lo denominan el “efecto derrame”; es decir, la vida profesional también perjudicará  al matrimonio y otras relaciones familiares.

Sin duda que la imagen del ‘jefe’ es mitificada por muchos y despreciada por otros. Ellos son los que  llevan sobre sus hombros la responsabilidad de favorecer con su gestión los buenos resultados de la empresa.

Lo cierto es que importante identificar ciertas características o señales de un mal jefe que convierten la oficina en un verdadero calvario:

Suscríbete a nuestro boletín informativo


Complejo de superioridad

Son los jefes que observan a los trabajadores desde una atalaya : de arriba hacia abajo, en lugar de hacerlo a la inversa.

Uno percibe cierta señal cuando en sus ademanes y comportamiento enfatiza que “soy más grande y mejor que tú”. Sin duda, un comentario peyorativo que no es una buena señal para los empleados que difícilmente florecerán en ese ambiente laboral.

Falta de respeto

Son aquellos comportamientos que no son profesionales, como no responder a los e mails, iniciar las entrevistas tarde o cancelarlas abruptamente sin pedir disculpas. Este es su “microcosmos” de cómo es el jefe.

Excesivo nerviosismo

Hay jefes desmesuradamente nerviosos que terminan por “infectar” a todo el equipo de trabajo con su estrés. Son de las personas que comen rápido y constantemente, hablan apresuradament repitiendo palabras como “cuándo, cuándo, cuándo” o “bien, bien, bien”.

Está a la defensiva

Los especialistas señalan que un feje que es inseguro  verá como una seria amenaza si el empleado es bueno por lo que usará su poder para hacere la vida imposible.

Hay que observar se se mueve demasiado en su silla, si evita el contacto visual o si reacomoda los papeles de su escritorio mientras habla.

Estimula a través del miedo

Un mal jefe desconfía en las motivaciones de los empleados y utiliza métodos nada agradables de estimulación, tales como humillaciones y amenazas en público y comentarios sobre futuros despidos.

Desconfianza en los demás

Otra clara característica de un mal jefe es que no confía para nada en sus trabajadores, especialmente si son sus subordinados directos.

Roba el crédito

Algunos jefes tratan de impresionar a los gerentes de la empresa tomando el crédito del trabajo de todos los demás para sí mismo. No solo es jugar sucio, sino que determina que sus trabajadores no destaquen y escalen posiciones dentro de la compañía.

En este sentido, ¿Puedes contarnos tu experiencia si has tenido un jefe con éstas características? Y si fue así, ¿Cómo afrontaste ésta situación?

Vía: AltoNivel

Artículos Relacionados

comments