¿Qué es un proceso de administrativo?

proceso administrativo

El proceso administrativo es la herramienta que se aplica en las empresas para el logro de sus objetivos y satisfacer sus necesidades lucrativas y sociales.

Entonces, es como el flujo continuo e interrelacionado de las actividades de planeación, organización, dirección y control, desarrolladas para lograr un objetivo común: aprovechar los recursos humanos, técnicos, materiales y de cualquier otro tipo, con los que cuenta la organización para hacerla efectiva, para sus stakeholders y la sociedad.

Si los administradores o gerentes de una organización realizan debidamente su trabajo a través de una eficiente y eficaz gestión, es mucho más probable que la organización alcance sus metas; por lo tanto, se puede decir que el desempeño de los gerentes o administradores se puede medir de acuerdo con el grado en que éstos cumplan con el proceso administrativo.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




Te puede interesar: Fundamento del liderazgo; el proceso administrativo

Fases

Existen dos fases en el proceso administrativo :

  • Mecánica: aquí se busca establecer qué hacer y se prepara la estructura necesaria para hacerlo, comprende las actividades de planeación y organización.
  • Dinámica: se refiere a cómo se maneja ese organismo social que se ha estructurado y comprende las actividades de dirección y control.

Actividades que lo componen

Todo proceso administrativo consta de 4 etapas o funciones básicas:

1. Planeación: consiste en saber qué se va a hacer por anticipado, cuál va a ser la dirección que se va a tomar para alcanzar los objetivos de la manera más eficiente. La planeación trata de crear un futuro deseado.

2. Organización: es un sistema que permite el uso equilibrado de los recursos cuyo objetivo es establecer una relación entre el trabajo y el personal que lo debe ejecutar. Es un proceso en donde se determina qué es lo que debe hacerse para lograr una finalidad establecida o planeada, dividiendo y coordinando las actividades y suministrando los recursos.

3. Dirección: es la función que a través de la influencia interpersonal logra que todos los involucrados en la organización contribuyan al logro de sus objetivos. Se ejerce a través de tres subfunciones: el liderazgo, la motivación y la comunicación.

4. Control: es la función que efectúa la medición de los resultados obtenidos comparándolos con los esperados (planeados) con el fin de buscar la mejora continua. Así que el control se ejerce con referencia a los planes, mediante la comparación regular y sistemática de las previsiones y las consiguientes realizaciones y la valoración de las desviaciones habidas respecto de los objetivos.

Vía: Gestiopolis
Foto: la-organizacion-pa.blogspot.com

Lee también: CURSOS DE DESARROLLO PERSONAL

comments

Autor entrada: Equipo Pymex P