¿Qué indumentaria debes llevar a una entrevista de trabajo?

buscando-terno

Llegó el ansiado día de la entrevista de trabajo. Sin embargo, conoces poco sobre la empresa a la que has postulado. No sabes si la vestimenta de los empleados es informal o formal. ¡Qué problema! Y falta menos de una hora para la entrevista. Bueno, para que no te ocurra lo mismo, te daremos 10 tips para que lleves la ropa adecuada a una siguiente entrevista. ¿Listo para cambiar tu closet?

  1. Haz una búsqueda preliminar

Investiga sobre dicha empresa. Quién sabe, tal vez tienes un familiar o un amigo que trabaja ahí, o ha laborado en años anteriores. Él te puede dar algunas pautas del tipo de vestimenta común en esa empresa. Si no tiene a ningún conocido, opta por lo seguro: terno si eres varón, o traje de sastre si eres mujer.

  1. Invierte en tu ropa

¿Quién te dijo que buscar trabajo era una tarea barata? De hecho, no lo es, salvo que consigas comprar algún traje a precio cómodo en una rinconcito comercial. Prepara uno o dos trajes para las entrevistas. ¿Quién sabe si tienes que pasar una segunda entrevista en esa misma empresa? No puedes ir con el mismo terno o sastre que la primera vez.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




  1. Invierte en tu calzado

Amigo o amiga, sabes que el calzado es una ciencia aparte en el tema de la indumentaria. Un calzado ajustado nos puede arruinar el día, y en este caso específico, la entrevista laboral. Por eso es que es tan importante escoger el calzado correcto. Si no te gusta usar tacos, mejor no lo uses, busca un calzado de plataforma baja. Y, por nada del mundo, elijas un calzado que muestre tus dedos. Te aseguro que no hay ningún reclutador que vea ese calzado informal con buenos ojos.

  1. Busca ropa a tu medida

A veces me causa gracia ver a un compañero de trabajo o amigo en un terno que más parece de su padre que de él. Y es que algunos, por emergencia, se ven obligados a usar un traje que no es el suyo o que no han usado durante años (y sí que nuestro peso se ha incrementado considerablemente). No provoques las risas soterradas de los entrevistadores. Si ya estás buscando trabajo, anda a un sastre para que tu traje te quede a la medida.

  1. Pon a prueba tu traje

Esta recomendación parecería hecha por un maniático, pero sí que da resultados. Una vez que hayas comprado tu traje y tus zapatos, pruébatelos en casa, y ensaya tus respuestas con la indumentaria puesta, para que vayas entrando en confianza con tu nueva ropa.

  1. No uses perfumes

Seguramente estoy destruyendo un viejo axioma en el ámbito de las entrevistas laborales. ¿Cómo sabes que ese entrevistador no es alérgico a ciertas fragancias? Mejor tomar precauciones.

  1. Cuida los accesorios

Ya, tienes el terno o el sastre perfecto, los zapatos adecuados, pero ¡uy!, ese reloj o esa cadena no van para nada con tu traje. Si vas a usar un reloj, procura que no sean esos extremadamente llamativos. Lleva uno clásico. Lo mismo con las pulseras o cadenas. Y, por favor, amiga postulante, no lleves maquillaje recargado. Es una entrevista de trabajo, no la puerta de ingreso de una discoteca.

  1. Atento a esos pequeños detalles

Si cuidar de los accesorios ya te parecía exagerado, es porque aún no te has puesto a pensar en cómo vas a llevar tu cabello y tus uñas. Cabello perfectamente peinado para los varones, y cabello recogido o perfectamente ondulado (para quienes tienen el cabello rizado), son las normas básicas no escritas en materia capilar durante una entrevista de trabajo. Y, por supuesto, extrema limpieza en las uñas. No hay que dejar nada, absolutamente nada, al azar.

Vía: forbes.com

Foto: bonitafacha.blogspot.com

comments

Autor entrada: Equipo Pymex LM

Deja un comentario