Recursos humanos: Tener la idea de un giro laboral

Si tienes pensado hacer un cambio de trabajo, una regla primordial es no dejar tu empleo hasta encontrar una oferta segura. “También hay que tener mucho cuidado en cómo ‘moverse’ se necesita una planeación estratégica previa y ser honestos en identificar cuáles son tus competencias, en qué áreas has desarrollado habilidades y a partir de ello hacer la búsqueda de trabajo”, indica Katia Villafuerte, directora de la licenciatura de Psicología Organizacional, campus Santa Fe.

Las revisiones anuales te dan la oportunidad de formular propósitos específicos, no sólo relacionados con un cambio de puesto; tal vez la meta sea crecer laboralmente para obtener una mejor remuneración. En ese rubro se deben anotar los pasos que realizarás, como superar una cifra determinada de ventas, tomar un curso de desarrollo de marca personal o incrementar el vínculo con el jefe. “Es importante, incluso, revisar notas antiguas y correos electrónicos para recordar situaciones a las que se comprometió el empleado, o sugerencias que haya hecho el jefe para retomarlas al momento de hacer la planeación anual”, dice Patricia Fernández Noriega, psicóloga adscrita a la UNAM y coach laboral.

Una vez que tengas trazados los movimientos laborales a ejecutar en 2012 -lo cual puedes hacer las dos primeras semanas de enero- el resto del mes necesitas ejecutar. Un paso importante en ese aspecto es actualizar el currículo, dice Martin Yate en el libro Knock ‘em Dead 2011: Guía para búsqueda de empleo.

Al ser el CV una carta de presentación, resultaría increíble creer que “uno de cada tres llevan faltas de ortografía” cuando se presentan ante el entrevistador, describe Yate. Eso, para los reclutadores, confirma una falta de atención y de compromiso en la meta de ser contratado. “De no ser experto en redacción y ortografía hay que pedir ayuda a otra persona para revisar este documento”, sugiere Fernández Noriega.

La psicóloga añade que hacer un plan de carrera es un ejercicio que ayuda a extraer información que funciona en las entrevistas de trabajo, como las competencias laborales, es decir, aquello en lo que fuiste excelente en otros trabajos. El entrevistador querrá muestras sobre la capacidad de compromiso del empleado y su habilidad para hacer frente a situaciones difíciles. “Eso se puede aprender en un empleo y en una actividad de voluntario, hecho que sirve como ejemplo para egresados que no cuentan con gran experiencia”, puntualiza Noriega.

Fuente: CNN Expansión

{fcomment}

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion