Reengánchate a tu profesión luego de un tiempo sin laborar

entrevista-laboral

Si piensas que tomarte algunos años fuera de tu profesión, significa el fin de tu carrera laboral, déjame decirte que eso ya no es tan cierto. Hasta hace una década, tomarse una larga pausa en el ámbito profesional significa directamente la muerte laboral, sin embargo, con el correr de los años, y gracias a las necesidades emocionales de las personas, las empresas están más abiertas a recibir a colaboradores que no han desarrollado su carrera al 100%.

Ahora, es verdad que si has dejado tu carrera a un lado por un determinado periodo de tiempo no todas las puertas se te van a abrir de par en par una vez que decidas volver a enrumbarte en tu profesión. Por ello, debes seguir algunos pasos antes de ir en búsqueda de un nuevo empleo:

BUSCA LO QUE DESEAS HACER

Uno de los motivos por los que dejaste tu profesión pudo haber sido que no te satisfacía lo que venías realizando. Así que ahora con algo más de experiencia, enfócate en buscar empleos que realmente te apasionen. No tropieces dos veces con la misma piedra.

REENCUÉNTRATE CON TUS ANTIGUOS CONTACTOS

Muchos no se acordarán de ti. Otros te dirán que se acuerdan de ti, pero la verdad es que ni siquiera saben tu nombre. No te avergüences. Ésta es una segunda oportunidad para presentarte. Los mejores empleos se obtienen por recomendaciones de nuestros contactos.

UTILIZA LAS REDES SOCIALES

Las redes sociales ya no son una opción para buscar empleo, son una obligación. Sé visible en las redes sociales, y agrega como contactos a aquellas empresas u organizaciones en las que te gustaría laboral. Mantente actualizado con lo que estas empresas cuelgan en sus redes, y cuando seas invitado a una entrevista laboral, menciona lo último que viste de la empresa en la web.

VUELVE A ESTUDIAR

Pasar un tiempo sin trabajar en tu profesión puede haberte creado algún tipo de desfase. El conocimiento avanza a pasos acelerados. Así que toma cursos que te vuelvan a poner al ruedo. Además, es una excelente oportunidad para establecer relaciones con compañeros de tu misma profesión.

SÉ FLEXIBLE CON LO QUE TE OFRECEN

No puedes exigir un buen sueldo en planilla de buenas a primeras. Tienes que ofrecer ciertas concesiones a tu futuro empleador. Puedes decirle que estás dispuesto a pasar por un periodo de prueba antes de tu contratación definitiva, para probarle que tus conocimientos no están oxidados. O, en un caso más extremo, aceptar un empleo como practicante si es que la empresa que demanda el puesto vale la pena.

Vía: cnnexpansion.com

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion