Relación laboral: ¿Qué le diría a su jefe si tuviera la oportunidad?

Relación laboral: ¿Qué le diría a su jefe si tuviera la oportunidad?En las empresas, por lo general, la relación que un empleado mantiene con su jefe es importante debido a la necesidad de trabajar en equipo junto a él y obtener resultados positivos. Sin embargo, las relaciones en general están siempre sujetas a situaciones de conflicto, discusiones y peleas.

El portal Trabajando.com realizó una encuesta a más de 2 mil peruanos para saber qué les gustaría decirles a sus jefes y por qué. Es así que un 38% aseguró tener ganas de decirle “jefe, váyase a la punta del cerro y déjeme hacer mi trabajo”, un 25% “jefe, quiero ser como usted”, un 21% “¡renuncio!”, un 13% “¡hágalo usted mismo!” y sólo a un 3% le gustaría decirle “¡jefe, lo quiero tanto!”.

Del porcentaje total de quienes gustarían de decirle “jefe, váyase a la punta del cerro y déjeme hacer mi trabajo”, “¡renuncio!” o “¡hágalo usted mismo!”, un 60% lo haría porque su jefe cree que sólo él es capaz de hacer las cosas bien, un 23% porque cree que su jefe necesita que alguien no le diga a todo “que bueno”, un 10% porque su jefe lo molesta todo el día y un 7% porque su jefe le cae mal.

Sin embargo, a pesar de lo que arrojó el sondeo en las 2 primeras preguntas, un 25% de este grupo, le pondría a su jefe un 7 de calificación, siendo esta la mejor nota, el 21% le pondría un 6, el 18% un 5, el 14% un 4, el 11% un 3, el 7% un 2 y sólo un 4% le pondría un 1, siendo esta la peor nota. Del porcentaje que le diría a su jefe “quiero ser como usted” o “jefe, lo quiero tanto!”, un 66% lo haría porque se lo merece, un 26% porque de verdad le cae muy bien su jefe y un 8% para molestarlo con su ironía.

Un día laboral puede convertirse en toda una pesadilla, los defectos tanto de los empleados como de los directivos, pueden hacer que la experiencia laboral sea de suma presión llevándote a la total desesperación. Por lo mismo, es importante que las cabezas de las compañías tomen cartas en el asunto y creen espacios de feedback, y de esa forma evitar que los empleados tengan emociones reprimidas hacia sus jefes y que estas finalmente lleven a que exista un mal ambiente laboral.

Fuente: El Comercio

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion