Renunciar a un trabajo detestable sin morir en el intento

renunciar-trabajo-molesto

renunciar-trabajo-molesto

¿Cuántas veces nos hemos encontrado ante un trabajo que odiamos, pero en el cual permanecemos porque la paga es buena? Sin duda este un lugar común que se repite a diario. Sin embargo, es natural que sintamos apatía ante esta realidad, ya que uno con justificada razón desea sobreponer su bienestar personal a la simplicidad económica.

¿Qué se puede hacer ante este panorama? Aquí unas pautas que pueden servirte.

Ahorrar para después disfrutar

Lo primero que se debe hacer es crear una forma de ahorro para afrontar la época sin laborar. Este tiempo de desempleo también debe ser visto como una oportunidad para encontrarnos a nosotros mismos e impulsar las pasiones que en verdad nos motivan.

Cuando sintamos que este tiempo sin trabajar se vuelve aburrido y comencemos a pensar en otros proyectos que deberíamos estar realizando, entonces, es hora de llevar a la realidad estas empresas.

Un plan podría ser hacer una lista de las cosas que nos gustaría hacer si no estuviéramos trabajando, luego juntar el dinero necesario para ello. Renunciar al trabajo y gozar de la vida que siente que ha estado perdiendo.

Tampoco no hay que soñar demasiado

Cuando se es joven y no se tiene ninguna responsabilidad familiar, entonces, lo anterior puede ser llevado a cabo con menos complicaciones. La familia es una realidad que no puede ser obviada, y cuando tomemos nuestras decisiones este será un factor a considerar.

Rodearse de amigos

Hay muchos casos donde el tiempo sabático sirve para descubrir los verdaderos placeres de la vida. No nos referimos a placeres frívolos sino a aquellos que están más cercanos al afecto. Muchas personas en estas circunstancias han descubierto que lo más importante radica en: participar en labores de valor cultural, pasar tiempo con la familia y con los amigos. Este actuar nos hará descubrir que somos seres emocionalmente necesarios e importantes.

El camino de la pasión

Lo más importante no es conseguir dinero, lo más importante es nuestra satisfacción. ¿De qué nos sirve lo económico con una existencia mediocre? El dinero es importante, pero ¿hasta qué punto? Creer que lo financiero es lo único importante es un fanatismo que en muchos casos nos lleva a la desdicha. Descubramos de verdad cuáles son las cosas que nos motivan. Sólo esta revelación puede encauzar nuestras vidas.

¿Y tú sientes que ya has encontrado esa pasión?

Vía: elcomercio.pe

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion