Requerimientos y ventajas para trabajar desde casa

Si un negocio quisiera estrenarse en el tema de modelo de trabajo más flexible, según el estudio realizado por Dixon y Ross, estos son algunos puntos a considerar:

Patrimonio inmobiliario. Es importante hacer una revisión de los espacios de trabajo, recopilar datos sobre los costos reales de la ocupación de cada empleado, y con base en ello pensar en nuevos estilos laborales.

Cultura. Hay que cambiar el planteamiento de cómo se gestiona en la empresa, es decir, pasar del enfoque en supervisión al de resultados. Identificar líderes que promuevan y transmitan ese cambio.

Personas. Es indispensable estudiar el perfil de la plantilla laboral para conocer las necesidades de los distintos grupos por edad, función de trabajo y análisis psicométrico.

Tecnología. Identificar qué factores clave hacen falta para impulsar el cambio en el modelo de trabajo. Posteriormente, alinear la tecnología y la estrategia inmobiliaria con los nuevos modelos de trabajo.

Transporte. Aceptar que el estrés producido al trasladarse hará necesario un nuevo planteamiento acerca de la movilidad de los empleados.

Para llegar a ese punto de operación virtual, las organizaciones también tienen que considerar otras reglas de ‘oro’, que son:

Tener recursos. Esto implica proveer al empleado de la tecnología necesaria para cumplir con sus labores. “No se les puede mandar a casa o algún otro sitio pidiéndoles que de su sueldo paguen herramientas de comunicación, como teléfono y computadora”.

¿Qué hay de la visión y liderazgo? Es importante que exista compromiso en este cambio, desde el nivel más alto de la organización.

Nuevo enfoque. Es indispensable tener planes de cómo se orientará y evaluará el rendimiento del personal. Aquí adquiere mayor relevancia contar con tareas y responsabilidades bien definidas.

Vía

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion