Seis errores que te harán fracasar en el trabajo

comunicacion

La manera de comunicarse es fundamental para poder desarrollar una serie de habilidades interpersonales. Por tal motivo, la comunicación tóxica es aquella generada entre dos o más partes, que genera conflictos, tensiones, peleas, discusiones y falta de resultados esperables en el trabajo.

Es así que en este artículo te mostraremos los seis errores que te pueden hacer fracasar en el trabajo:

  1. Compulsión a interrumpir. Esto sucede cuando tenemos dificultad para escuchar al otro, interrumpiendo por error la expresión de ideas, opiniones o puntos de vista; teniendo como resultado irritación, enojo y molestia en nuestros empleados, colegas o clientes.
  2. Falta de interés interpersonal. Las relaciones laborales eficientes y productivas siempre están relacionadas con la capacidad de saber escuchar e interés por los demás. Sin embargo, cuando no mostramos ese interés en conocer a nuestros colegas, jefes o empleados, generamos apatía, desinterés y rechazo que nos hace que nos juegue en contra.
  3. Minimizar al otro. Minimizar los sentimientos y opiniones de otros puede crear un ambiente de rabia, resentimiento e injusticia dentro del trabajo. Aquellos jefes que minimizan a sus empleados están generando potenciales conflictos productivos y legales que perjudicarían a la empresa.
  4. Síndrome del consejero vitalicio. Algo que realmente molesta es cuando una persona se coloca en una postura rígida y empieza a darnos consejos sin escuchar realmente lo que necesitamos. Los consejeros vitalicios son aquellos que brindan consejos que no son solicitados, haciendo difícil escuchar e intercambiar opiniones.
  5. Síndrome del juez intachable. Se trata de juzgar a las personas, empleados o clientes cada vez que nos comparten algo íntimo o personal. Las personas que incurren en este error, suelen ser evitadas, rechazadas o despedidas porque obstaculizan ambientes laborales de confianza.
  6. Evitar conflictos. Hay momentos en los que no evitamos expresar lo que pensamos, sentimos o queremos lograr dentro del trabajo, por miedo a disgustar o enojar a los demás. Por otra parte, estamos quitando a otros la oportunidad que se beneficien de nuestras opiniones, ideas y pensamientos.

Reconocer estos errores puede ser importante a la hora de comunicarnos para evitar futuras malas relaciones laborales.

Vía: Clarín

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.