¿Te sientes insatisfecho con tu nuevo trabajo?

Estrés laboral

Cuando consigues un nuevo trabajo pasas por una etapa de adaptación en la cual empiezas a entender el funcionamiento de la empresa, comienzas a establecer relaciones con otras personas y vas aprendiendo nuevas cosas acerca de tu puesto. Además, se dice que un empleado tarda seis meses en adaptarse completamente a un nuevo trabajo.

Dentro de los seis primeros meses es posible que sientas incomodidad en tu nuevo trabajo, te aconsejamos seguir estos consejos para que no decaigas en esta nueva etapa:

  • No te arrepientas de tu nuevo trabajo

No pienses en negativo y trata de evitar malos pensamientos, no te arrepientas del cambio y piensa que aún estás en una etapa de transición. Pensar rápidamente en que te sientes insatisfecho, puede hacer que tomes malas decisiones de forma impulsiva en las que quizás pierdas la oportunidad de crecer dentro de la empresa en la que te encuentras. Mira primero hacia adelante y elabora un plan.

  • Sé paciente

Estas empezando recién comenzando a adaptarte y es lógico que por momentos no te sientas bien en donde te encuentras , pero a menos de que te encuentres en una situación muy complicada en tu nuevo trabajo, el renunciar en este periodo quizás sea una decisión muy prematura y no recomendable. No debes tomar decisiones irracionales, una vez más, pensando en que pudiste tener un empleo mejor y no estás conforme. Si pasa un tiempo mayor a medio año y sigues sintiéndote incómodo, entonces comienza a buscar algo nuevo y mejor.

  • Piensa en las razones por las que dejaste tu antiguo trabajo

Recuerda cómo te sentías en tu trabajo anterior y piensa detenidamente en las razones por las cuales te sientes insatisfecho en tu nuevo trabajo. Luego puedes comparar ambos resultados y entender el origen de tu insatisfacción. Muchas personas se quejan del nuevo trabajo cuando el anterior tenía menos beneficios, todo es cuestión de esperar un tiempo para adaptarse.

  • Conversa con tu nuevo empleador

Háblale sobre tus preocupaciones y cuéntale tus inquietudes sobre tu puesto, quizás luego de una conversación puedas entender mejor el panorama y hasta cambiar de opinión. Es mejor que despejes todas tus dudas antes de tomar la decisión de renunciar.

estres-laboral

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion