Tienes más de 40 años… ¡Sí puedes conseguir trabajo!

trabajo

trabajo

Quedarse sin trabajo es traumático a cualquier edad. Más aún, si la persona afectada superan los 40 años. La cruda realidad es que muchas empresas prefieren apostar por los recién titulados y las personas más jóvenes, dejando de lado un talento que, muchas veces, resulta desperdiciado.

Pero el mundo no se acaba si te enfrentas a esta situación. Si quedarse sin empleo es traumático para cualquiera, la situación se complica y cuando se alarga en el tiempo puede ocasionar trastornos como la pérdida de autoestima y la depresión crónica.

Sin duda que la manera en que se encaja la pérdida de empleo varía en función del perfil. Quienes poseen escasa formación o han sido despedidos después de muchos años de trabajo en una misma empresa están desorientados y eso los paraliza.

¡Sí puedes conseguir trabajo!

Los desempleados mayores de 40-45 años con un cierto nivel de estudios tienen más posibilidades de encontrar empleo, ya que son más activos en la búsqueda de trabajo y pueden acreditar una preparación adecuada.

Un detalle a considerar es que los trabajadores de más edad conforman una de las mayores «riquezas» de cualquier compañía, pese a que muchas todavía no se han dado cuenta de ello.Un reciente estudio del centro alemán de investigación Adecco Institute afirma que la mayoría de las empresas europeas carece de una preparación para los cambios demográficos, especialmente el envejecimiento de la fuerza laboral.

Lo cierto es que llegará un momento inevitable en que las empresas deberán reconocer y valorar el talento potencial y la contribución efectivas de los trabajadores de más edad. Y la forma de conseguir un trabajo los expertos recomiendan:

  • Iniciar la búsqueda lo antes posible. Estar abiertos a las nuevas circunstancias del mercado laboral, que exige flexibilidad, polivalencia, movilidad geográfica y adaptación a los cambios.
  • Ser conscientes que es muy difícil encontrar un trabajo con un salario que iguale al del último empleo.
  • Mantener una actitud de ocupación, es decir, trabajar activamente en la búsqueda de empleo.
  • Explotar al máximo la red de contactos personales, ya que son la vía más eficaz para encontrar trabajo.
  • Estar dispuestos a realizar cursos de reciclaje, sobre todo de nuevas tecnologías. Llegado el caso, aceptar un trabajo que no coincida exactamente con lo que se esperaba y seguir buscando, ya que es mucho más fácil encontrar un buen empleo desde la actividad que desde el paro.

A fin de cuentas; los desempleados cuarentones deben acceder por el optimismo, la lucha diaria, y sobre todo, la creatividad, con el fin de buscar un plaza en una sociedad que no premia la experiencia, que ha hecho de la juventud un culto, en ocasiones con méritos y en otras sin ninguno.

Vía: pymesyautonomos

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.