Tu perfil en redes podría arruinar tu búsqueda de empleo

Así como las redes sociales pueden ser tu carta de presentación para conseguir un trabajo (muchos lo han hecho a través de LinkedIn, por ejemplo), también pueden convertirse en tu peor obstáculo para acceder a una vacante laboral. Por ello, debes de manejar un perfil en Internet y redes sociales acorde a la de un profesional exitoso, y ya no a la de un adolescente exhibicionista. Cuidado con lo que publiques en las redes porque tu futuro empleador podría estar hurgando por esos lares.

Entonces, ¿cómo debes manejarte en Internet si estás en plena búsqueda de empleo? Estas 6 recomendaciones debes de seguirlas al pie de la letra:

  1. Créate un nuevo correo electrónico

Empecemos por lo básico, tu correo electrónico. ¿Tu actual correo es algo así como punk666@…. ó sirenita_linda@…? ¿Crees que algún reclutador te citará a una entrevista con esos correos? No es el momento de lucir como originales. Ve a lo seguro, tu nombre, tu apellido, y un número si es que el nombre ya está tomado. Ah, y otra cosa, no puntos ni guiones. No compliques la vida de los reclutadores.

  1. Comienza a aparecer en los buscadores

No se trata de que alcances la popularidad de una estrella televisiva, pero vamos, ya debería estar apareciendo tu nombre en los primeros resultados de Google al teclear tu nombre en este popular buscador. ¿Cómo lograrlo si no sabes nada sobre posicionamiento SEO? Pues actualiza constantemente tus redes sociales, participa en foros y escribe en tu propio blog.

  1. Interactúa con otros en tus redes sociales

Sin duda a un reclutador le debe de causar gracia que un especialista en marketing, un experto en nuevas tecnologías de información o un gestor de contenidos que postula a una vacante en su empresa tenga como último tweet una entrada de hace más de 3 años. ¿Realmente ese postulante es sincero en su CV? Por supuesto que hay vacantes que requieren más presencia en redes que otras, pero aún así, en este entorno cada vez más digital, debes tener presencia activa en redes, si no serás considerado un “muerto digital”.

  1. Sube contenido adecuado

Cuidado con las fotos o entradas que escribas. Hay postulantes muy graciosos que pasan por una entrevista laboral, e inmediatamente postean su experiencia en Facebook o en Twitter de manera muy grotesca, dejando en ridículo a los otros postulantes o, incluso, al propio reclutador. Por otra parte, las fotos de juergas interminables guárdalas en tu PC y no en tu perfil de redes. Estás buscando trabajo, ¿lo recuerdas?

  1. Pon especial atención a tu perfil de LinkedIn

De todas las redes sociales disponibles, donde deberías guardar especial atención es en LinkedIn. Una foto que te muestre como un profesional y constante interacción con otros usuarios, resultan fundamentales para que el reclutador no se lleve la peor impresión de ti.

  1. Demuestra tu personalidad en Internet

Hoy tienes una ventaja con la que no contaban tus padres o abuelos al buscar un trabajo. Tienes donde mostrar lo qué sabes. Si eres un redactor connotado, puedes contar con tu propio blog. Si lo tuyo es el campo del arte, lo audiovisual, la fotografía o la música, ahí tienes los portafolios virtuales o YouTube. Si tu área laboral es el científico, puedes publicar pequeños contenidos sobre temas especializados en tus redes. Y así mil y un alternativas que tienes a la mano y que no te costarán ni un sol. ¿Quieres que tus reclutadores miren tu CV? Pues comienza a brillar en Internet.

Vía: merca20.com /eureka-startups.com

Foto: antoniogonzalezm.es

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion