Secretos de los jóvenes menores de 30 años para hacerse ricos

joven-y-rico

¿Existe algún secreto? ¿Por qué unos lo logran y otros se quedan en el camino? En este artículo trataremos de desentrañar los secretos de los hombres y mujeres que logran ser ricos antes de cumplir las tres décadas.

  1. Los profesionales muy talentosos

Hay quienes deciden ir por lo tradicional. Ingresan a la universidad, y luego continúan estudios de posgrado, siempre con muy buenas calificaciones. Hablamos de los profesionales top del mercado, aquellos que son el sueño de toda empresa. Estos jóvenes logran salarios de escándalo debido a sus conocimientos y su alta productividad.

  1. Los que se salen de lo común

Seamos sinceros, hay miles de profesionales para muy pocos puestos laborales. La mayoría de los profesionales promedio no se pueden dar el lujo de pensar en ser ricos antes de los 30 años. Para ellos hay otra solución aún más rentable que la primera: optar por industrias y mercados emergentes. Es lo que actualmente viene sucediendo con el sector de las tecnologías de la información, el de exportaciones e importaciones, el robótico, etc. Se trata aquí de no apuntar a los sectores productivos tradicionales para asumir el riesgo en algo completamente innovador en la ciudad o el país.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




Lee también: 3 emprendedores menores de 20 años que se volvieron millonarios

  1. Los que saben invertir

Otro grupo de jóvenes veinteañeros que logran riqueza a edad temprana son aquellos que se animan por la inversión en lugar del denominado “empleo seguro”. Este tipo de empleo, lamentablemente, es lo más inseguro que existe: bajos salarios aunados a la posibilidad de ser despedidos en cualquier momento no son buenas señales para un futuro rico.

En cambio, aquel joven que destina gran parte de su dinero ahorrado en inversiones, ya sea a través de instrumentos financieros, bursátil, en su negocio propio o en los negocios de otros, pueden multiplicar su capital en muy poco tiempo. Por supuesto, que no es una alternativa para aquellos que temen perder parte de su capital en el camino.

  1. Los que confían en sus instintos

Los que se dejan dominar por las opiniones de los demás seguramente sobrevivirán con un salario ajustado. En cambio, los que luchan por sus sueños y confían en su instinto tienen mayores posibilidades de ser ricos a temprana edad. Bien dicen algunos de los multimillonarios más connotados del mundo, que en el terreno empresarial hay que tener “olfato” para los negocios, y no tanto raciocinio.

  1. Los que salen a buscar oportunidades

Lamentablemente, la educación actual nos induce a ser extremadamente pasivos en el terreno financiero y laboral. Esperamos que nuestro jefe se digne a pensar en nosotros a fin de año y nos suba el sueldo, o que algún amigo o familiar nos ofrezca participar en su idea de negocio ganadora para salir de la pobreza. Las posibilidades de que ambos sucesos ocurran son mínimas.

En cambio, aquellos jóvenes que salen en búsqueda de oportunidades tienen más posibilidades que los que se limitan a esperarlas eternamente. Por supuesto, que esto no es nada sencillo. Requiere de extremo sacrificio. El sacrificio suficiente como para dejar de lado un salario regular, las amistades y la familia durante los fines de semana, las diversiones y los lujos, y una infinidad de cosas más. Quizás, por ello, la mayoría de jóvenes menores de 30 no sean ricos.

Vía: ahorro.net / gestion.pe
Foto: nextshark.com

comments

Autor entrada: Equipo Pymex LM