¿Soy adicto al trabajo?

adictos-al-trabajo

El ritmo acelerado de las rutinas laborales te convierte sin querer en un adicto al trabajo, algo que sucede sin ni siquiera notarlo y que se fortalece gracias a ciertas actitudes ¿Cuántas veces has llevado el trabajo a la casa? o ¿Has dejado de salir por las noches con tal de terminar un proyecto aplazado?  Todo porque no supiste planificar tu agenda laboral de manera eficaz.

Lo esencial es encontrar el equilibrio, ya que para lograr una excelente productividad también se necesita de un verdadero descanso.

¿Eres un adicto al trabajo? Tips para reconocerlo y cómo evitarlo

1-No duermes lo suficiente por trabajar

El trabajo lo abarca todo que hasta el hecho de dormir ha quedado en segundo plano. El no dormir las horas adecuadas no beneficia en nada a tu salud física y mental: te sentirás agotado, propenso a padecer trastornos de sueño y mal humor, además es un hecho que no estarás en las mejores condiciones para laborar correctamente.

2-Señales en tu organismo

Un cuerpo cansado o estresado puede darte señales que antes no habías notado, presta atención a ellas, puede que sientas la necesidad de alimentarte más o tengas dolores inesperados. Observa detenidamente y si es necesario desconéctate del trabajo o empieza a ejercitar, tu cuerpo y mente lo agradecerán.

3-Hay mil excusas para no descansar

Hay días libres, es tiempo de vacaciones, ni siquiera hay tareas para la casa pero constantemente hay razones de peso para seguir trabajando. Inclusive la familia no puede hacer nada para evitarlo, los días de descanso para un adicto al trabajo son interminables.

4-Necesidad de estar conectados todo el día

Su nivel de disponibilidad no tiene límites, ya que su dispositivo móvil está conectado las 24 horas desde cualquier lugar. Para fortalecer este aspecto un adicto al trabajo no sale de casa sin la Tablet o la laptop con conexión a internet.

Para lograr un descanso eficaz lo ideal es apagar el móvil por algunas horas, más si se trata de fines de semana o vacaciones, aunque sea por algunas horas

5-Se caracterizan por ser egocéntricos

Sus obligaciones son más importantes que cualquier otro evento, puede que haya una urgencia familiar pero igual su trabajo ocupa el primer lugar. Primero son ellos, su imagen y el ego.

6-No delegan tareas y terminan enfermándose

Confían más en su trabajo que en el de los demás, así que prefieren no delegar tareas y hacer todo por ellos mismos. El afán es tan pesado que terminan alimentándose mal, soportando altos niveles de estrés y se sobreexigen sin motivo.

El sobrecargarse con altos niveles de ansiedad y estrés trae con el tiempo diferentes trastornos: digestivos, respiratorios, endocrinos y cardiovasculares.

7-Primeros en llegar, ultimos en irse de la oficina

Para un adicto al trabajo el tiempo no es suficiente, pueden laborar más de 12 horas y seguir. Son los primeros en llegar y los últimos en irse de la oficina.

8-Sin vida social

Si no trabajan en la oficina llevan los pendientes a casa, como resultado no hay tiempo para tener vida social.

Vía: imujer, infobae y CLOS Consultores

foto: emprendedor.pe

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.