¿Ya es tiempo de independizarme y dejar el trabajo?

dejar-el-trabajo

Ya sea por falta de desarrollo profesional o por tener miras en un nuevo negocio, la anhelada independencia en muchas ocasiones ronda la mente de los empleados, pero hay que analizar bien esta situación, ya que de la noche a la mañana no se puede dejar el trabajo que por muchos años ha sido difícil de conseguir o asumir.

¿Ya es tiempo de independizarme y dejar el trabajo? Antes de tomar una decisión asume cada uno de los siguientes casos:

  • Si cuentas con un respaldo económico que te permita vivir y llevar tu negocio a la prosperidad: Un nuevo proyecto requiere de tiempo, algo que no será tan fácil si tienes que cumplir a la vez con un horario laboral. Pero si se cuenta con la inversión necesaria y un extra para asumir los gastos hasta que el negocio obtenga entradas, date el permiso de renunciar a tu empleo.
  • Tienes ahorros, pero aun así tienes miedo de perder la estabilidad económica que brinda un empleo: En este cao es mejor seguir con el trabajo y una vez que el otro proyecto esté en marcha hay que analizar la opción de elegir. Para ese tiempo ya tendrás algo ahorrado y no tendrás tanta inseguridad como antes.
  • No tienes respaldo económico pero no tienes deudas y eso te permite darte algunos lujos: En este caso es mejor seguir con el empleo hasta que obtengas un capital aceptable y la idea de negocio esté en marcha, pero eso sí olvídate de los lujos.
  • Tienes deudas, no hay ahorros y estás viviendo a las justas: Pues en este caso sería un error pensar en abandonar el trabajo, mejor toma medidas para regular o pagar la deuda, una vez que hayas salido del estrés financiero vuelve a analizar la situación de la renuncia.
  • Perdiste la pasión en lo que haces, el ir a la oficina ya no te emociona
  • Todas las mañanas no te molesta el hecho de levantarte temprano, sino el tener que ir a tu centro de labores.
  • El ambiente laboral te estresa ya que es muy negativo y no te permite trabajar con normalidad.
  • El jefe y compañeros se han hecho insoportables, a tal punto de estresarte en cada proyecto.
  • El estrés de tu trabajo y el ambiente laboral están afectando a tu salud de sobremanera.
  • Ya no hay equilibrio entre tu vida laboral y personal.
  • Tus habilidades y horas extra en la empresa no son reconocidas por nadie.
  • Las funciones y las tareas son más complejas y han aumentado desde hace mucho tiempo, sin embargo no hay un aumento de salario.
  • Es recomendable analizar la situación de dejar el trabajo si tus ideas o percepciones no son valoradas en la empresa.
  • No hay herramientas o procesos que te ayuden a crecer como profesional, al contrario han pasado los años y te sientes más estancado en tu desarrollo: esto quiere decir que a la empresa no le interesa invertir en sus empleados, esperando buenos resultados sin hacer el esfuerzo suficiente por capacitar a su personal.
  • Constantemente estas sujeto abuso verbal e intimidación.
  • Cuando has cumplido el ciclo: analiza la situación de dejar el trabajo cuando ya cumpliste tu ciclo en la empresa, cuando te das cuenta de que ya no hay oportunidades para desempeñarte en otra cosa dentro del espacio laboral.
  • Promesas incumplidas: si al asumir el puesto se hizo promesas que hasta el día de hoy no son cumplidas: aumento de sueldo, funciones temporales, ascensos, entre otros.
  • Cuando no encajas: si cada día el ir al trabajo se ha vuelto una pesadilla no es tarde para liberarse de ese estrés.

Vía: Gestiopolis

foto: trabajando.pe

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion