Clientes buenos vs Clientes malos

clientes

Buscar oportunidades para crear un nuevo negocio es algo que emociona al nuevo emprendedor. Sin embargo, dentro de esta constante e interminable tarea, uno puede llegar a encontrar con clientes que involuntariamente te enseñan mucho y otros malos clientes con una alta dosis de ego y mal trato.

En este sentido, no todos los clientes compran en igual nivel y tampoco sus compras tienen igual rentabilidad. Aún así, los estudios señalan que la atención de cualquiera de los dos demanda casi la misma cantidad de recursos (personal,horas, teléfono, etc.).

Los expertos recomiendan clasificar a los clientes en función de la importancia relativa de sus compras y la potencialidad del futuro crecimiento de las mismas, así como el impacto de imagen o de referencia que otorga tener esa cuenta.

Suscríbete a nuestro boletín informativo


A partir de allí, establecer una política de precios que favorezca al nicho buscado; estimular con servicios adicionales a los clientes de preferencia y direccionar las acciones de venta hacia estos últimos.

Características de clientes buenos

  1. Comunica sus expectativas claramente; lo que quiere y necesita. Esta habilidad es vital para que el freelancer pueda entregar el producto o servicio correcto. Un freelancer no puede entregar lo que no le pidieron.
  2. Permite una razonable cantidad de tiempo para el trabajo. El mundo freelancing está lleno de clientes que lo quieren “ayer”. Regularmente, lo que obtienen estos clientes es un trabajo apresurado, lleno de errores y necesitando muchas correciones. Un buen cliente, de todas formas, entiende que un trabajo de calidad necesita tiempo y planificación acorde.
  3. Disponible para recibir consultas. A pesar de que la mayoría de los freelancers trabajan y pueden trabajar independientemente, no hay nada más frustante para uno que ser sorprendido por un obstáculo que haga imposible llegar al cliente. Los clientes inteligentes saben que es más barato hacerlo bien la primera vez que arreglarlo más tarde. Ellos están disponibles.
  4. Paga lo justo por el trabajo requerido. Una ganga es una ganga, excepto cuando no lo es. Generalmente pagar menos que lo que se paga en el mercado por un trabajo resulta en un trabajo de menor calidad. Eso porque un freelancer que trabaja barato recurrentemente debe tomar más trabajos que los que puede hacer sólo para llegar a fin de mes.
  5. Paga en tiempo y forma. Discutir los términos de pago con un freelancer antes de que el proyecto comience y luego honrar esos términos. Si decís que vas a pagar dentro de x días de la finalización del proyecto, asegurate de pagar en ese lapso. No hagas al freelancer rogar por el pago. Podrías arruinar tu reputación profesional y hasta tu historia de crediticia.
  6. Tiene alta integridad. La honestidad está en el centro de toda exitosa relación de negocios. Conduce todos tus negocios en una forma honesta y transparente. Esto no es sólo una gran forma de conducir tu conducta en general, además va a mejorar tu reputación de negocios.
  7. Busca una relación continua. Los mejores clientes entienden el valor de una relación continua. Ellos no quieren buscar un freelancer nuevo para cada proyecto.
  8. Comprometido con la calidad. La mayoría de los freelancers se enorgullecen de su trabajo y quieren producir trabajos de alta calidad. No les gusta cuando un cliente les pide “atajos”.

Características de clientes malos

  1. Cree que siempre tiene la razón : Es sorprendente la cantidad de clientes que solo trabajarán con proveedores que les digan lo que quieren escuchar y fomentan dinámicas de comunicación en donde solo se confirma lo que ya pensaban. Esto genera dinámicas de “monólogo “en donde el proveedor esta dispuesto a asumir una postura de desventaja ya que la cuenta es tan grande que esta dispuesto incluso ser humillado.
  2. Sabe lo que no quiere : Este tipo de cliente es potencialmente un buen cliente si tienes carácter de guiarlo de tal forma que se pueda conciliar una potencial soluciona a su necesidad. Si no se tiene carácter uno terminará totalmente confundido y el cliente totalmente decepcionado de no encontrar lo que realmente buscaba porque no supieron interpretarlo.
  3. No respeta tu tiempo : Alguien que no respeta tu tiempo por consecuencia no respetara tus ideas, tu esfuerzo, tu valor agregado. Otro síntoma de este tipo de cliente es que ” todo urge” menos pagarte, porque al final el tiempo no lo respeta.
  4. Se siente experto : Es maravilloso cuando puedes aprender junto a tu cliente sobre una nueva plataforma y utilizar ese capital de conocimiento para tu carrera en general, esto es bueno si existe el espíritu de colaboración. El problema es cuando tienes un cliente que cree saber más de lo que realmente sabe y solo te utilizar para justificar su existencia pero no para generar valor adicional.
  5. Busca soluciones absolutas : Un proveedor con una solución absoluta para un problema es un charlatán, un cliente que espera lo mismo no vive en esta realidad. Generalmente las mejores soluciones son consecuencia de muchos planteamientos no de una idea aislada que se le ocurrió a un genio en algún rincón del mundo. Debemos de fomentar la cultura de plantear, aceptar y comprobar hipótesis, este será un camino más realista y menor desgaste.
  6. Clientes que creen en “bueno, bonito y barato” : De entrada lo que no te cuesta no lo valoras entonces, por mucho que le des la mejor solución a tu cliente y el valor percibido que pago no lo justifique, nunca será ” lo que esperaba”.

Si has tenido la oportunidad de lidiar con este tipo de clientes, ¿cómo lograste pasar esta prueba?

Vía: ticsyformacion
Foto: telegraph

Artículos Relacionados

comments