3 técnicas de regateo para negociar el descuento

descuento

Todo el mundo lo ha hecho : pedir rebajas de productos o servicios. Los argumentos son variados para negociar el descuento, pero en el fondo lo que subyace es una excusa para pagar menos.

Sin duda que el precio es y será siempre una de las principales objeciones entre la oferta y la demanda, por eso que ofrecemos algunas pautas que mejor pueden servir en el momento de negociar un descuento.

1. Preparar la actitud

Suscríbete a nuestro boletín informativo


A toda negociación se debe llegar con una actitud en la que se mezclen la calidez y frialdad. Frialdad para no implicarse personalmente y cálidez porque se intenta establecer una relación a largo plazo. Para ello hay que ser correcto, cordial y educado.

Lee también: Te ayudamos a estimar el precio ideal en descuentos

2. Pensar en el largo plazo

Incidiendo en la idea previa, el puro regateo no se sostiene en una relación comercial duradera. Si se consigue un descuento injusto o sin contraprestación aparente, se corre el riesgo que nuestro interlocutor no haga un buen servicio. Y, por el contrario, si  se acepta un descuento sin ningún tipo de contraprestación también uno está condenando a una temporalidad breve en esa transacción comercial

3. Recabar toda la información

Esto es sobre la empresa, el sector, el producto y la competencia. De forma que se pueda llegar a la reunión conociendo todos los antecedentes. Si se encuentra una mercancía que interesa, intentar mirar antes otras mercancías que sean semejantes sin indicar cual es la que interesa verdaderamente y preguntar el precio de ellas usándolas como cebo. Y una vez que se pregunte por un artículo cebo, intentar bajar el precio a ese artículo.

siguiente boton pymex

Artículos Relacionados

comments