8 pasos para hacer un buen estudio de mercado

Antes de meterse en una camisa de once varas, se debe determinar si realmente hay mercado para el producto. Aquí te ofrecemos todas las claves acerca de cómo hacerlo correctamente.

Ya sea para conocer el tamaño del mercado, si el producto o servicio se adapta a las necesidades reales del cliente, los puntos de mejora de un producto antes de lanzarlo o cualquier otra decisión estratégica, un estudio de mercado ayudará a que el proyecto prospere y no fracase.

El estudio de mercado es una técnica sumamente valiosa usada para desarrollar estrategias efectivas, sopesar los pros y los contras de una decisión empresarial, determinar el futuro camino del negocio, y atraer clientes que se conviertan en compradores habituales.

Por eso aquí te mostramos todas las claves que se debe analizar para que el emprendimiento sea rentable y proporcione unos buenos ingresos.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




1. Pensar en un objetivo para la investigación

Este paso parece obvio, pero antes de empezar se debe definir exactamente lo que se quiere averiguar a través de un estudio de mercado. La  investigación puede llevar por direcciones que no se espera(y eso está bien). Sin embargo, no es buena idea empezar sin al menos un objetivo claro en mente. ¿Habrá suficientes clientes en el mercado que quieran comprar el producto o servicio? ¿Qué precio debe ponerse a los artículos o servicios? ¿Quiénes son los competidores y cómo se puede superarlo?

2. Desarrollar un plan para recoger información correctamente

Una vez que se haya pensado qué se quiere investigar, es importante saber cómo vas a llegar a esa información. Como se dijo antes, mientras que se haga el estudio de mercado puede que los planes cambien. Pero establecer un objetivo sin tener ni idea de cómo conseguirlo sólo hará que se desperdicie tiempo. Así hay que preguntarse qué métodos para recoger esa información se necesitará poner en práctica, y anotar todos aquellos que se nos ocurran. ¿Será necesario buscar en bases de datos? ¿Se tendrán que hacer encuestas y preguntar a posibles clientes? 

3. Recoger información de asociaciones de comercios

Las asociaciones de comercios son organizaciones formadas por grupos de negocios con actividades e intereses similares para con el fin de colaborar entre ellas. Existen asociaciones de comercio general, asociaciones de comercios textiles (negocios relacionados con la ropa), asociaciones de alimentación, etc.

Este tipo de comunidades, además de participar en actividades como promocionar los negocios con los que están relacionadas o dar asesoría a nuevos emprendedores del sector, también hacen sus propios estudios de mercado. Por eso es buena idea buscar en Internet qué asociaciones relacionadas con el negocio hay en la ciudad y consultar datos que ofrezcan en sus páginas web.

4. Usar datos de publicaciones sobre negocios

Muchas industrias tienen una o más publicaciones, revistas, o periódicos dedicadas a mantener a los dueños de esos negocios actualizados sobre nuevas noticias, tendencias en el mercado, y otros aspectos relacionados con su industria.

Además, estas publicaciones conducen sus propios estudios de mercado; los datos recogidos en ellos suelen estar disponibles en sus páginas web o en sus revistas en papel que puedes comprar por un módico precio. Buscar en Google este tipo de publicaciones en el país y navegar por sus páginas web para recoger datos interesantes que ayuden con el análisis.

5. Utilizar datos de instituciones académicas

Muchas universidades y escuelas de negocios publican regularmente los resultados de sus investigaciones ya sean basados en sus propios estudios de mercado o incorporando datos de otras instituciones. Estos datos se podrán encontrar en sus propias publicaciones académicas o mejor aún: yendo directamente a la universidad de la ciudad y solicitar  esta información.

Te puede interesar: 6 métodos económicos para hacer un estudio de mercado

6. Recoger información de otras fuentes

Los datos que se hayan recogido de instituciones académicas y de organizaciones están muy bien, pero seguramente faltan en ellos informaciones de la fuente más importante: los propios clientes (o los futuros).

Por eso se debe buscar por propia cuenta información útil de estas personas. Por ejemplo: si se quiere crear una tienda online en la que se vendan productos de belleza, es buena idea buscar blogs populares y foros sobre cosmética para saber qué productos y marcas son los favoritos de las personas que escriben en ellos, cuáles son las tiendas en las que compran (la competencia), o cuánto dinero están dispuestos a gastar en un artículo concreto

7. Encuestar a futuros clientes

Una de las formas más básicas pero eficaces de determinar la actitud de los compradores es preguntándoles directamente. Se debe crear una encuesta para que los futuros clientes la respondan es una buena manera de preguntar a un amplio número de personas y recoger datos en poco tiempo.

Se puede ofrecer esta encuesta en múltiples sitios para que sea respondida: creando una página en Facebook y publicarla para que los seguidores la contesten; registrándote en foros para que los usuarios rellenen la encuesta u ofrecer varios cuestionarios a amigos y familiares para que ellos se los pasen a sus compañeros de trabajo u otros amigos.

8. Conducir un estudio en grupo

Una buena manera de determinar cómo reaccionarán los compradores ante el producto o servicio es invitarlos a un estudio en grupo. En este tipo de estudio de mercado, pequeños grupos de clientes potenciales se reúnen para probar aquello que vas a vender y dar su opinión neutral. Normalmente, estas sesiones se suelen grabar o anotar lo que se dice en ellas para luego analizar los resultados.

Vía: gananci.com

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL

comments

Autor entrada: Equipo Pymex P