Cómo realizar un estudio de mercado perfecto

estudios de mercado

Si tienes un negocio, o estás a punto de emprenderlo,  hacer un estudio de mercado es uno de los principales pasos que se debe dar si se desea que el proyecto prospere y no fracase.

El estudio de mercado es una técnica sumamente valiosa usada para desarrollar estrategias efectivas, sopesar los pros y los contras de una decisión empresarial, determinar el futuro camino de tu negocio, y atraer clientes que se conviertan en compradores habituales.

Ya sea para conocer el tamaño de tu mercado, si el producto o servicio se adapta a las necesidades reales del cliente, los puntos de mejora de un producto antes de lanzarlo o cualquier otra decisión estratégica, la investigación te ayudará a minimizar los riesgos. Por eso se debe:

Suscríbete a nuestro boletín informativo


  • Investigar con fundamento: Si se habla de un estudio de mercado, significa que debe seguirse una metodología que permita obtener resultados válidos para tomar decisiones. No sirve con pedir opinión a un grupo de amigos y conocidos. Tampoco basta con mirar en Google para hacer una pequeña aproximación a lo que hace la competencia. Hablamos que se realice una propia investigación siguiendo una metodología lo más cercana posible a la que utilizan los profesionales.
  • Definir una meta: Lo primero también es definir el objetivo de la investigación: para qué se va hacer, qué se desea saber con ella o de qué va a servir. Dependiendo del objetivo, se buscará una metodología u otra. Lo cierto es que como como emprendedor, lo primero es saber si el producto o servicio es bueno o no. Hay que fijarse ese primer objetivo y saber si la idea de del producto va a funcionar o no, cuáles son las cosas buenas y cuáles las malas.

Te puede interesar: 6 métodos económicos para hacer un estudio de mercado

¿Qué tipo de investigación?

En función del objetivo, se tendrá que escoger entre las herramientas de investigación posibles. Algunas sólo proporcionan datos puros y duros (estudios cuantitativos). Otras, valores de calidad o de intención de compra, de oportunidades y amenazas (cualitativos).

Puede que para arrancar se necesite una combinación de los dos. Por ejemplo, para empezar igual lo primero que interesa es conocer el tamaño del mercado en el que se quiere ingresar. Su valor en precio o por potenciales clientes. Para eso se utilizan los paneles de consumo o de compra, en los que se pregunta a la gente qué ha consumido o comprado (no se le pregunta sobre intención de compra, que es lo que te dice si tienes una oportunidad).

El panel ayudará a determinar el tamaño de tu mercado potencial, pero se tendrá que complementarlo después con una encuesta de satisfacción que proporcione pistas sobre las oportunidades y amenazas que existen realmente en ese segmento concreto.

Cuántas encuestas se necesita

Dependerá de los objetivos y del universo a analizar. Una cosa es analizar a una empresa que trabaja con 10 grandes clientes, que son a los que vas a presentar tu oferta, y otra cosa es que se quiera lanzarse a nivel nacional.

Otro dato a considerar es la selección de las personas que van a participar en la investigación es complicada cuando se trata de llegar al público general y a todo un país. En definitiva, cuando se necesita una muestra representativa de toda la sociedad peruana, hay que ir al Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), para ver cómo está compuesta nuestra sociedad, cuántas mujeres y hombres, qué grupos de edad, también cómo están representados todos esos grupos de consumidores, etc.

Si es por Internet no, hay que enviar muchas más encuestas, habrá muchas no respondidas y otra que no sean válidas. Si uno se dirige a un segmento concreto, por ejemplo, mujeres de entre 25 y 40 años, el tema es más simple: bastará con enviar el cuestionario a webs femeninas y lugares donde se concentren esos clientes.

Vía: emprendedores.es
Foto: cincodias.com

Lee también: CURSOS DE DESARROLLO PERSONAL

Artículos Relacionados

comments