Conozca 5 frases para perder a un cliente

Conozca 5 frases para perder a un cliente

Por lo general, cuando se trata de establecer una relación con nuestros clientes y sobre todo, cuando de trata de establecer una buena política de fidelización, existen frases que nunca deberían ser pronunciadas.

Sobre todo porque el efecto que vamos a conseguir al hacerlo, puede ser completamente contraproducente: en primer lugar enfadaremos a nuestro cliente y en segundo término, podemos llegar a perderlo. Por eso ten en cuenta estas 5 frases:

Es la política de la empresa: El problema fundamental es que el cliente no tiene por qué saber ni le puede importar menos cuál es nuestra política de empresa: tiene un problema y quiere que se lo resolvamos. Podemos por supuesto explicar por qué no podemos ofrecer un servicio determinado, y ayudar en lo posible a nuestro cliente si no somos nosotros quienes pueden darle una solución.

No puedo hacer nada: Pocas cosas resultan más frustrantes para un cliente que, tras hablar durante media hora con un servicio de atención al cliente (remarquemos las palabras atención al cliente), la respuesta final que obtengamos sea un lacónico: no podemos hacer nada. Desde la dirección de las empresas, más que obligar a los empleados a que se ciñan a un guión, deberían fomentar el espíritu creativo, formarles en resolución de problemas, en saber ofrecer alternativas.

¿Le importaría esperar un momento?: Cuando un cliente llama por teléfono y por la gestión que debemos hacer, tenemos que poner su llamada en espera, sobra preguntarle si le importaría o no le importaría esperar. Resulta mucho más sencillo, directo y efectivo decirlo directamente, sin rodeos: le voy a poner en espera mientras hablo con mi supervisor y en menos de dos minutos estaré de vuelta con usted.

Puedes consultarlo en nuestra web: Así que en vez de obligar a nuestro cliente a leerse toda nuestra web corporativa para buscar una respuesta que sabemos que no va a encontrar, quizás podríamos decirle algo mucho más útil como “Ahora no tengo una respuesta para su problema, pero si me da su dirección de correo electrónico se la enviaré lo antes posible”.

La culpa no es nuestra, es de nuestro proveedor: Básicamente estamos diciendo que no tenemos ningún problema en vender un bien/ servicio a cualquiera, que estamos dispuestos a aceptar alegremente su dinero, pero que a la vez, no estamos dispuestos a asumir ningún tipo de responsabilidad si algo va mal.

Fuente: Muy Pymes

{fcomment}

Artículos Relacionados

comments

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion