El cliente sienta pasión por nuestro negocio: 10 razones

El cliente sienta pasión por nuestro negocio: 10 razones

Por lo general, en la coyuntura de mercado que nos encontramos, se plantea como muy necesario la necesidad de ser amados por nuestros clientes.

El amor de nuestros clientes y su pasión por nuestro negocio o empresa lo conseguiremos respetando esas razones por las que nos haremos querer, estas son primordiales en ese objetivo de ser amados:

– Que su empresa ame al cliente (amor correspondido) y que sus productos sean regalos que se ajusten a los gustos del cliente.

– Generosidad en su relación con el cliente (esa generosidad se ha de traducir en  última instancia en rentabilidad para la empresa). Sea paciente para alcanzar el amor del cliente. No sea egoísta y piense solo en su organización.

– Ese producto es importante, pero es mucho mas, la magia que sea capaz de crear alrededor de ese producto, para que el cliente se sienta atraído por su adquisición (esto es diametralmente lo opuesto a engañar al cliente).

– Cuanto más pensado, personalizado, customizado, adaptado,  esté el producto para el cliente, más le amara el cliente. Cuanto más ingenioso, novedoso, atractivo, cariñoso escenifique el proceso para la adquisición del producto o del servicio (proceso de venta), mejor percepción generará en el cliente ese “regalo” que su empresa le hace.

– Establezca sistema de información objetiva que en tiempo real conozca los deseos de su cliente, así como la evolución de los gustos de este (programas organizativos de escucha activa). Pregunte directamente al cliente.

– Por mucho tiempo que lleve en una relación de amor con su cliente, no olvide que siempre hay formas de sorprender o dicho de otro modo sin agradables sorpresas esa relación perderá fuerza y resultados, pero sobretodo no olvide que es un cliente no cometa el error de tratarlo como a un amigo.

– La fidelidad del cliente se la tiene que ganar, este no buscará fuera  lo que le ofrece su empresa dentro. De igual manera su empresa no ha de traicionar a su cliente con otro de perfil diferente, no al menos con la misma marca (políticas de fidelización que se ajusten al que queremos que nos ame).

– Su cliente ha de presumir de su empresa, su empresa ha de potenciar comportamientos que incentiven a que siga hablando de su organización desde la satisfacción, con esto tendrá los mejores vendedores que se imagina en la calle.

– Todo en su empresa ha de estar orientado a generar amor por la empresa en los clientes (generación de valor para el cliente). Su imagen de empresa ha de ser del gusto del cliente que le ama. Ha de ser como le gustaría al cliente que fuese

– Asegúrese que cuando busque alguien diferente para que también ame a la empresa, que este nuevo cliente no genere celos y desconcierto en los que ya nos aman, podemos perderlos.

 * Rafael Cera

Fuente: Puro Marketing

{fcomment}

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion