Empatía: clave para una buena campaña

empatía

La empatía es la capacidad para ponerse en el lugar del otro y saber lo que siente o incluso lo que puede estar pensando, logrando un entendimiento sólido de la otra persona. Para llegar al público objetivo debe entender los intereses y las necesidades que éste requiere, hacerle saber que se entiende su situación, de esta manera confiarán en tu marca o producto.

Uno de los mejores métodos es el de contar una historia en vez de entregar la información del producto; cuando uno se encuentra inmerso en una buena historia, llega a identificarse con el personaje del relato, sintiendo lo que él siente y actuando como él actúa.

Para muestra un botón

En la Universidad de Toronto un grupo de psicólogos realizaron un experimento bastante peculiar: Utilizaron el cuento “La dama del perrito” (una historia de amor adúltero y prohibido) y la reescribieron de manera que parecían anotaciones de un proceso judicial de divorcio.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




Tomaron dos grupos, al primero le hicieron leer la versión original del cuento y a la otra el reporte judicial. Los participantes del primer grupo mostraron pequeños cambios en su personalidad, sintiéndose más propensos a la infidelidad y mayor disposición a nuevas experiencias. Por otro lado, los del segundo grupo no mostraron cambio alguno.

Aplicando empatía a nuestra campaña

Ya entendemos lo que es la empatía y cómo funciona, sin embargo, aunque muchas empresas conocen aquello, son pocas las campañas que lo logran. Desde el punto de vista empresarial, las denominadas neuronas espejo, las que se activan cuando una persona imita la acción desarrollada por otra a la que observa, son claves a la hora de abrir canales de empatía con el cliente.

Se debe tener en cuenta las demás variables de mercadeo que le ayudarán a entender los diferentes comportamientos del consumidor y hábitos de compra; lo que se complementa con una buena estrategia de marketing, para aprovechar todos los posibles puntos de contacto que la marca tenga con el cliente.

Recuerde, sin importar qué tan bueno sea su producto, no va a conseguir en una campaña ordinaria lo que una buena historia puede lograr.

Vía: Marketingdirecto.com 

comments

Autor entrada:

Deja un comentario