¿Está cosechando clientes fieles o terroristas?

cliente-terrorista

El cliente es la base de todo negocio. Nuestra finalidad es siempre satisfacer sus necesidades. Sin embargo, existen empresarios que no entienden muy bien lo de satisfacer necesidades. Creen que hay que mentirles a los clientes, haciéndoles ver que su producto o servicio le aliviará todas sus necesidades. Lo único que obtienen después de un tiempo, es un poco de dinero producto de la venta y un cliente terrorista, potencialmente peligroso para el prestigio del negocio.

Debemos acostumbrarnos a crear relaciones sólidas con nuestros clientes. Recordemos que en la mayoría de casos, el 80% de nuestras ventas la hacemos a un reducido sector del 20% de nuestros clientes. Es decir, que los clientes fieles son los que realmente sustentan nuestro negocio. No vayamos por nuevos clientes. Conquistemos a los que ya tenemos. ¿Quiere hacerlo? Entonces, siga estos principios:

  • Nunca ofrecer nada que el cliente no necesite. Si no existe necesidad en el cliente, ¿para qué insistir? Lograremos vender, es cierto, pero el cliente siempre terminará insatisfecho. No hay posibilidad de ganar a futuro.
  • Ser claro en cuanto a las posibilidades que ofrece nuestro producto o servicio. No hay que ofrecer sin ton ni son, con el único fin de concretar la venta. Si no contamos con los recursos necesarios, debemos confesarlo al cliente, para no quedar como un mentiroso.
  • A pesar que cumplamos siendo sinceros con el cliente, siempre se presentarán algunos pocos clientes insatisfechos. Es inevitable. Con el debido respeto, hay que aclarar al cliente, con los datos objetivos en mano, que nunca hemos faltado al compromiso asumido durante la venta.
  • Hay quienes aseguran que no mienten sobre las cualidades de su producto o servicio, pero sí lo hacen en cuanto a los tiempos de entrega o de ejecución de sus bienes o servicios. Es lo mismo, se está engañando al cliente. Si sabemos que no podemos hacer entrega al cliente en el tiempo que él desea, es mejor decírselo cara a cara, y ofrecerle algún tipo de recompensa por su espera.

¿Está cumpliendo con estos principios? Y si no lo está haciendo, ¿acaso quiere cosechar más clientes terroristas? Le aseguramos que está boicoteando su propio negocio. Haga fieles a sus clientes, es la mejor manera de aumentar las ventas de cualquier tipo de negocio.

Vía: “Claves para emprendedores”

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion