¿Está usted engañando a sus clientes?

engaño a clientes

De acuerdo al diccionario urbano de la lengua anglosajona, un “catfish” es la persona que finge ser alguien que no es usando Facebook u otra red social a fin de crear falsas identidades; particularmente se ve cuando la gente lo usa en las citas románticas online.

La cadena MTV ha creado un show alrededor de este fenómeno y muestra cómo aparentemente millones de solteros han sido engañados creyendo que la persona que ellos están tratando de enganchar no es todo lo que se pintan ser.

Aquellos que han visto el programa saben que es doloroso ver cómo las personas terminan con el corazón roto cuando se dan cuenta de que la persona con la que han estado interactuando online no tiene parecido alguno con aquella detrás de esa facha. La pregunta para los emprendedores entonces es la siguiente, ¿está usted timando a sus consumidores?

¿Está rompiendo los corazones de los consumidores fingiendo ofrecer algo mejor de lo que realmente usted posee? ¿Está escondiendo secretos sucios sobre su compañía o mintiendo sobre la proposición de valor? ¿Es su empresa todo lo que usted afirma que es en publicidad, en el social media y el marketing o es algo totalmente distinto?

He aquí tres maneras de asegurarse de que usted no está engañando a sus clientes:

Evalúe sus promesas

¿Cuándo fue la última vez que usted analizó su publicidad, publicaciones de marketing y redes sociales? Reúna a su equipo y haga una lista de promesas en relación a su compañía tales como proveer servicio rápido u ofrecer productos menos costosos o de mayor calidad. Si se da cuenta, usted normalmente hace promesas sobre su compañía todos los días, Evalúe cada promesa y sea honesto sobre si usted les hace seguimiento hasta cumplirlas o si en realidad les está mintiendo a sus consumidores.

Ofrecer por encima de las expectativas.

Hay mucho por decir a cerca de ofrecer su producto por encima de su propuesta de valor. Si usted hace promesas por sobre las expectativas, entonces tendrá el potencial de crear contenido masivo para la sociedad cuando sus consumidores estén contentos por la inesperada proposición de valor recibida una vez que ellos lo eligieron. Cuando sus clientes queden enloquecidos con su compañía y consecuentemente promocionen sus productos, mentir es imposible pues el marketing generado ya no depende sólo de usted.

Feedback

La manera más efectiva para asegurarse de que usted no está mintiendo es indagando en la opinión de sus clientes. Investigue sobre la experiencia que ellos han tenido con su  negocio. Una simple pregunta puede ayudarle a evaluar si usted está realmente cumpliendo las promesas establecidas. Pregunte a cada cliente, ¿fue su experiencia lo que realmente esperó en relación a nuestros ofrecimientos?

Si la respuesta es no, es hora de evaluar aquello que usted promete dar a sus clientes y compararlas con el valor que realmente ofrece. A veces los dueños de negocios ni siquiera reparar en que ellos están cometiendo el engaño con los consumidores. Ellos creen que lo que marketean online es verdad. Por ello echar un vistazo al mundo alrededor de los ojos de los consumidores puede ser un modificador del juego. Ellos tienen la única habilidad de interactuar con su negocio de una manera en la que usted no puede: como cliente.

La conclusión es la siguiente, evaluar promesas, hacer ofertas por encima de las expectativas y escuchar el feedback, y usted no se encontrará nunca en una situación en el cual su negocio sea responsable de mentir a sus más fieles clientes. Los imperios se construyen a base de honestidad y autenticidad. Su negocio no tiene que ser perfecto, sólo real.

¿Alguna vez ha sentido que alguna empresa le miente?

Fuente: Entrepreneur.com

Imagen: americaeconomia.com

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.