La relación con el cliente no termina con la venta

La relación con el cliente no termina con la venta

La atención al cliente ha sido siempre un tema sensible y una causa frecuente de abandono de los clientes. No resulta fácil mantener una posición 100% generosa y dejar de lado nuestras (siempre presentes) armas de defensa y exención de responsabilidad cuando la crisis explota.

Tendemos generalmente, a prestar poca atención a los clientes sin darnos cuenta que ellos, son la razón por la que existe nuestra marca. Aceptar que la decisión ha dejado de ser prerrogativa nuestra y transformar nuestra mara en social, es indispensable para entregar un servicio de atención al cliente de calidad.

Otro gran error, demasiado frecuente y causa generalizada del fracaso de la estrategia de marketing de las marcas, lo encontramos en la falsa creencia de que culminada la venta, no es necesario más esfuerzo.

La falta de coherencia entre la “historia” transmitida, una realidad ajena al mensaje promulgado, en definitiva, un servicio post venta deficiente, es lo que deriva en el estallido de un incendio en las redes sociales.

Es por ello que sólo asegurándonos la coherencia del equipo, sólo haciendo aquello que decimos que vamos a hacer y teniendo preparado el plan de contingencia necesario para asumir responsabilidades y resarcir por un mal servicio, logramos que la experiencia del cliente sea global y se transforme en el crecimiento horizontal y sustentado de nuestra marca.

Para este próposito nunca viene mal recordar algunas de las premisas y máximas de la atención al cliente que siempre deberíamos tener presentes.

– El cliente antes que nadie

– Cumple lo que prometes

– No esperes que el cliente pida más

– No hay nada imposible cuando se quiere

– Sólo hay una forma de satisfacer al cliente, darle más de lo que espera

– Para el cliente, tu marcas la diferencia

– Fallar no es cometer un error

– La calidad del servicio no la miden las marcas, sino los consumidores

– Siempre debemos mejorar

– Trabajar en equipo ya no es una opción, es la mejor estrategia para lograr satisfacer al cliente

– Un empleado insatisfecho genera clientes insatisfechos

– Por muy bueno que sea un servicio, siempre se puede mejorar

Fuente: Puro Marketing

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.