¿Por qué tus clientes se irian corriendo?

Los clientes, incluso los aparentemente más fieles, no son nunca patrimonio exclusivo de las marcas. Hay determinados comportamientos que provocan que los clientes terminen huyendo en estampida. Inc. los enumera a continuación:

1. Cambiar demasiado de empleados
A veces, el cliente ama más a los empleados de la marca que a la propia marca. Por eso, la excesiva rotación de personal en una empresa es causa habitual de “divorcio” entre marca y cliente.

2. Tratar a clientes nuevos y viejos de manera demasiado diferente
Ofrecer descuentos e incentivos a los clientes nuevos es a menudo necesario, pero también lo es recompensar a los a los viejos clientes por su fidelidad.

3. Poner todo el acento el precio
Ser la marca más barata del mercado es sin lugar a dudas una gran ventaja, pero desafortunadamente es difícil mantenerla para siempre. Para retener al cliente, la mejor opción es proporcionar valor al consumidor.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




4. Presionar demasiado al cliente
Al cliente hay que animarle a la compra, pero nunca presionarle, y menos para comprar productos y servicios que en realidad no necesita.

5. Olvidar los productos y servicios verdaderamente importantes para la marca
Toda marca tiene productos y servicios que constituyen la esencia de su negocio. Dejarlos de lado implica también de algún modo perder clientes.

6. Recompensar los comportamientos inadecuados de los empleados
Los comportamientos inadecuados por parte de los empleados son alentados, por ejemplo, cuando las comisiones por cada cliente nuevo son mucho más elevadas que las comisiones por cada cliente ya existente.

7. Ponérselo difícil al cliente a la hora de solucionar un problema
El cliente quiere no sólo que la marca le solucione el problema, sino que lo haga de manera rápida y sencilla.

Fuente: marketing directo

Artículos Relacionados

comments

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion