Tendencias del marketing: Consumidores más críticos e influyentes

Tendencias del marketing: Consumidores más críticos e influyentes

La figura del consumidor actual es tan poderosa porque convive simultáneamente con el productor que todos llevamos dentro, lo que nos permite ponernos en el lugar del otro más fácilmente e identificar cuáles son sus expectativas.

Es evidente que, conocedores de lo que somos capaces cuando nos aislamos y sabiendo que todo – éxito o fracaso- depende exclusivamente de nuestras acciones, conformamos un universo mucho más exigente. Productores más exigidos en relación al servicio prestado y consumidores más comprometidos con un universo ilimitado de usuarios en la búsqueda conjunta de la calidad del servicio.

Los consumidores hoy en día ejercemos un gran poder sobre las marcas, aunque para lograrlo es necesario el compromiso con la calidad. Cada vez que navegamos, nos informamos, investigamos, estudiamos nuevas opciones, asimilamos más y más conocimiento que nos permite la elección acertada, la capacidad para ejercer el poder a través de la recomendación.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




Compartimos e interactuamos con otras personas y empresas, lo que nos permite identificar nuevas oportunidades. El momento definitivo viene determinado por la decisión final de compra o por la puesta en escena de una estrategia de marketing influencial, el clic exacto en el que nos transformamos en apóstoles de las marcas y productores de bienes o servicios.

En las relaciones con el consumidor actual, mucho más crítico y exigente, no se debe ser perfecto, sino que se debe ser comprometido, en dos áreas clave: captación y gestión de las crisis. El consumidor ejerce el control de la información, su propagación y el uso que se le de a la misma.

La interacción por lo tanto debe ser multidireccional donde, lo que antes fue un mensaje, ahora es un diálogo. El boca a boca es hoy, la piedra filosofal que sustenta la reputación de las marcas, y gracias a ello, los consumidores son más críticos e influyentes que nunca.

Tomar conciencia que se nos exige ser sociales, unirnos en comunidades eficientes para aprovechar de forma óptima, tanto la innovación tecnológica como nuestros valores humanos, ponerse en el lugar del otro, es sinónimo de emoción. Un consumidor crítico, es un productor comprometido y esta, es una gran fortaleza que hay que aprovecharla.

Fuente: Puro Marketing

{fcomment}

comments

Autor entrada:

Deja un comentario