Detalles que debes identificar al buscar un vendedor

proceso-de-venta

¿En busca de vendedores para tu empresa? Los emprendedores tienden a contratar a cualquier persona para vender, sin embargo, esta estrategia de recursos humanos no es la óptima. Los vendedores deben ser seleccionados en base a algunas características que identifiquemos desde el primer acercamiento. Más allá de la experiencia, lo que debemos buscar en el futuro vendedor es su compromiso con el cliente. Eso es lo más complicado de encontrar. Por eso, no cualquiera puede ser vendedor.

¿Qué más identifica a un buen vendedor? Aquí algunas características básicas:

  1. DETALLISTAS AL EXTREMO

Un buen vendedor planifica todo al detalle. No espera llegar al trabajo y ver qué es lo que depara el destino. Él quiere controlar ese destino. Por ello, siempre está pensando qué cosas podrían salir mal y cómo podría solucionar tal situación. Incluso, los vendedores exitosos suelen escribir estas soluciones en un papel hasta memorizarlas. Sé incisivo en este punto con los vendedores que entrevistes.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




  1. LEALES CON EL CLIENTE

¿Te has percatado que muchas empresas buscan vendedores que cuenten con su propia cartera de clientes? Sucede que esas empresas valoran la lealtad que logra transmitir el vendedor con su cliente. El buen vendedor se preocupa cuando el cliente acude a él por un mal funcionamiento del producto o servicio. Está abierto a brindarle soluciones inmediatas. Lo busca para ofrecerle ofertas. Se contacta con el cliente para saber si está a gusto con el producto vendido.

  1. AJENOS A LA FRUSTRACIÓN

El buen vendedor es capaz de hacer 40 llamadas telefónicas, recibir 39 negativas explícitas y una sola llamada aceptando el producto. La frustración no existe para él. Lucha hasta lograr esa llamada ganadora. Lo que para cualquier persona sería sinónimo de desazón, para el buen vendedor resulta una motivación para seguir intentándolo.

  1. ENFOCADOS A LOS LOGROS

Puede sonar a una contradicción. El buen vendedor no está enfocado a lograr más ventas, está motivado por obtener más logros personales y para la organización. Estar enfocado a las ventas significa vender por vender, sin interesarse por las necesidades de los clientes y por la reputación de la empresa. Total, da igual, la meta es vender. Sin embargo, para el buen vendedor esos dos factores descritos son fundamentales para la consecución de los logros. No se puede ser un buen vendedor sin pensar en los clientes y en la empresa a la que él representa.

  1. ORGANIZADOS

Si en la entrevista de trabajo, le preguntas a un vendedor postulante cuánto vendió en su último empleo, y lo observas dubitativo, no es un buen vendedor. El buen vendedor lleva en la mente cada detalle de su semana de operaciones. Sabe cuánto vendió en la semana X, cuáles fueron sus mejores meses, cuáles fueron los meses de vacas flacas, y cuánto espera vender para el siguiente mes.

  1. SON INFORMADOS

“Señor, ¿para qué sirve este botón?” “Uhmmm, no estoy seguro”. Una respuesta de un mal vendedor. El vendedor se interesa por informarse del producto que vende, para qué sirve tal botón, cómo se puede obtener un mejor rendimiento de ese producto, qué artículos se acoplan al producto vendido, etc. ¿No nos resulta agradable cuando un vendedor nos da una clase sobre el producto que vende? Por supuesto. Esa es la clase de vendedores que tienes que atraer a tu empresa.

  1. ESTÁN DISPONIBLES SIEMPRE

Para el buen vendedor no hay horarios. Si hay un cliente que lo llama durante sus horas de descanso, el vendedor de éxito contesta la llamada y absuelve todas las preguntas de su cliente sin ningún problema. Para esta clase de vendedores, el cierre de una venta es apenas el punto de inicio de una relación fructífera entre él y el cliente.

Vía: blog-emprendedor.info / entrepreneur.com

Foto: soyguillermosalinas.com

comments

Autor entrada: Equipo Pymex LM

Deja un comentario