¿Es posible ahorrar para los millennials y los baby boomers?

millenials-vs-babyboomers

Las campañas para ahorrar están por doquier. Y los más interesados son los bancos. Es que existe una preocupación para que dos sectores de la población, los jóvenes y los adultos, comiencen a ahorrar. Se tratan de dos generaciones muy distintas en sus hábitos de consumo, los millennials y los baby boomers, pero que tienen en común su reducida capacidad para ahorrar. Pero, ¿en qué están gastando ambas generaciones para que les resulte imposible ahorrar?

LA RENTA, EL PRINCIPAL INCONVENIENTE DE LOS MILLENNIALS

Los millennials, comprenden a los jóvenes entre los 15 y los 25 años, que han nacido bajo el entorno de dominio tecnológico y con un perfil altamente individualista y progresista. En promedio, un millennial destina el 34% de sus ingresos al pago o alquiler de un departamento o habitación, un 22% en educación (por lo general, universitaria), 4% en salud, 10% en transporte y, finalmente, un 30% para entretenimiento o ahorro.

El bombardeo que han hecho los bancos para incentivar el ahorro en los millennials ha sido tal, que muchos de ellos sienten deseos verdaderos de ahorrar, peor cuando se acercan a un banco observan que las tasas de interés que otorgan la mayoría de bancos a los depósitos de plazo fijo son tan ínfimos que prefieren destinar su dinero en entretenimiento.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




Esta actitud perjudica gravemente la rentabilidad futura de los millennials. Lo que se recomienda, por tanto, es que no se enfoquen a instrumentos de renta fija, como los depósitos a plazo fijo, sino a los de renta variable. Asimismo, es necesario un control de las tarjetas de crédito, principal dolor de cabeza para los jóvenes, que apenas empiezan su camino en el ámbito laboral.

LA SALUD, EL PROBLEMA AL QUE SE ENFRENTAN LOS BABY BOOMERS

Por su parte, los baby boomers, la generación que comprende a los adultos entre los 45 y los 60 años, tienen un enorme caudal de gastos (tanto en hijos como en sus padres) que le dificultan la capacidad de ahorro en el corto plazo. Los gastos de los baby boomers se concentran en salud, con un 40% de sus ingresos, seguido con un 20% en vivienda, y otro 40% para entretenimiento o ahorro.

El problema que acarrean muchos baby boomers es que tienen más deudas que el que su salario puede soportar. Y, no es todo culpa del excesivo consumo. Muchos de ellos han tenido que luchar contra los problemas de salud de sus padres o, solventando los estudios de sus hijos. Si un baby boomer llega a esta edad con deudas minúsculas, es posible que sea la mejor época de su vida: hacer los viajes que nunca pudo hacer, comprarse el auto que siempre quiso, o terminar de pagar la casa en la que vive.

En los Estados Unidos, los baby boomers son conocidos como The Generation Buy, lo que nos habla de la nula disposición que tienen los baby boomers hacia el ahorro. Teniendo en cuenta estos aspectos, los analistas financieros recomiendan a los baby boomers obtener un seguro de salud integral (principal fuente de egresos de esta generación) y a invertir en instrumentos de renta mixta.

¿Y LA EDUCACIÓN FINANCIERA CUENTA?

Por supuesto que la educación financiera cuenta. La disposición al ahorro que tengan los millennials como los baby boomers depende mucho de la educación financiera que tengan. A diferencia de los baby boomers, los millenials tienen acceso a una mayor información financiera que la que tuvieron los baby boomers. Gracias a ello, se observa una tendencia creciente en los países de la región, de personas que invierten su dinero en fondos mutuos, acciones y otros instrumentos financieros. Esto no sólo se debe al crecimiento económico que gozan estos países, sino también por la mayor cantidad de jóvenes informados.

Vía: cnnexpansion.com / dinero.univision.com

Foto: nonprofithr.com

comments

Autor entrada: Equipo Pymex LM

Deja un comentario