¿Está su empresa adaptada al Marketing 3.0?

 marketing 3.0

El marketing, así como las marcas y los productos, sufre un constante proceso de transformación y cambios, los cuales se producen en determinadas épocas de la historia contemporánea. Phillip Kotler, considerado como uno de los padres del marketing moderno, define 3 orientaciones de esta rama a lo largo de su trayectoria y sus más de 50 publicaciones acerca del tema.

Luego de la Segunda Guerra Mundial y durante la década de los 50, existía una orientación pura del marketing hacia las ventas. En esta época se consideraba que el marketing debía centrar su visión en el producto, moldearlo y trabajar en función del mismo para originar el mayor beneficio para la empresa. Esta etapa fue denominada como el Marketing 1.0.

Ya desde 1990 se empezó a hablar de la era de la tecnología de la información. Aquella se define como la era del Marketing 2.0, ya que Phillip Kotler consideraba que todo empezaba a girar en torno a las necesidades del consumidor y en la interacción entre un emisor (una campaña publicitaria en este caso) y una multitud conocida como público objetivo. Hoy se empieza a hablar de la era del Marketing 3.0 y, por ende, de las empresas 3.0, caracterizadas por resaltar los valores personales y hacer hincapié en las causas sociales.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




¿Cómo utilizan el Marketing 3.0 las empresas?

– A esta tendencia u orientación se le conoce como la era de la sociedad creativa y es por ello que el cliente debe ser incluido en todo proceso creativo. Su opinión puede ser indispensable para crear un nuevo logo o slogan, pueden aportar fotografías para Facebook o crear un hashtag exitoso para una campaña en Twitter. La creatividad de las personas puede ser mucho más útil y eficaz que la de la agencia. A este punto se le denomina co-creation.

– Toda empresa se convierte en una comunidad humana de intereses al preocuparse no solo por sus accionistas, sino también por sus proveedores, colaboradores y, por supuesto, de sus clientes. Además, la marca se genera a sí misma un valor incalculable si a lo mencionado se le suma la preocupación por los problemas del sector e incluso del país.

– Es vital para toda empresa tener un conocimiento claro de su competencia. Es importante conocer no solo lo que se dice de su organización, sino también lo que se dice de las demás. Si conocemos lo que opina el público con respecto del competidor, se podrán utilizar aquellos puntos positivos para reforzar nuestra empresa.

Ahora bien, ¿será posible que una empresa dé prioridad a las personas y sea rentable a la vez? Sí. Hoy en día los valores y el comportamiento de una organización se encuentran más expuestos a ser evaluados por el público. Si vemos bien, las redes sociales son un potente medio sobre el cual las personas tienden a volcar su opinión acerca de cualquier producto, marca o empresa. Hay mucha mayor atención sobre los problemas y las cuestiones sociales, y el impacto que las empresas puedan ejercer. Es momento de que las organizaciones empiecen a reinventarse y hacer un cambio que tome en cuenta el valor de cada cliente y dirigirse a ellos atendiendo sus necesidades y preocupaciones. 

Vía: PuroMarketing y Empresa en Movimiento

comments

Autor entrada:

Deja un comentario