Esto es lo que busca la Generación Z en las redes sociales

generacion-z

Las generaciones cambian, las preferencias cambian. Las redes sociales clásicas se sienten amenazadas. Y es que la Generación Z, compuesta por los jóvenes y adolescentes menores de 19 años, no tienen los mismos gustos que sus pares millennials.

Los millennials son los reyes del Facebook y el Twitter, de las fotos grupales, de los selfies y de los contactos familiares. Los Z no quieren nada de eso. ¿Hacia dónde apunta esta generación?

LA NUEVA GENERACIÓN

No se llaman Z porque sean seguidores de Dragon Ball Z. En realidad, todo se degeneró a partir de la denominada generación X (los jóvenes de la década del ’90). De ahí llegó la generación Y, los millennials, y como ya no había más términos en el abecedario, a esta nueva generación se le ha denominado como Generación Z.

Es una generación innovadora y contrapuesta totalmente a los millennials. Estos últimos (mayores de 20 años) son considerados como unos compradores compulsivos. Los Z no lo son. Antes de comprar un producto lo investigan en Internet. De hecho, confían más en el Internet que en la voz de un consumidor directo.

Es además, una generación muy progresista. No creen que la universidad sea el único camino al éxito. No sienten apego extremo hacia su tierra o su familia. Si las circunstancias lo ameritan, son capaces de buscar nuevos rumbos en el extranjero sin problemas. Tampoco se sienten identificados con sus centros de estudios o sus empresas (para los pocos que están trabajando). Significan todo un reto para los anunciantes.

SU RESPUESTA EN LAS REDES SOCIALES

Facebook y Twitter tiemblan. Y es que la Generación Z no ve con buenos ojos a estas dos redes sociales. ¿Para qué meterse en una red social en la que también están sus propios padres? Y, peor aún, sus padres o familiares pueden ver contenidos molestos con una simple revisión de su historial. Esta generación está virando haciendo Snapchat, una red social en la que se publican mensajes, que al poco tiempo desaparecen del ciberespacio. No hay huellas de lo publicado, y solo sus amigos más cercanos pueden ver lo que ellos publican.

Las fotos de los millennials eran los clásicos “¡Mira! Estamos en la universidad en compañía de todos nuestros compañeros”. Los millennials sienten una necesidad de estar integrados a un grupo. En cambio, la Generación Z apela a la individualidad, y lo transmite a través de sus redes sociales. Se permiten algunos selfies, nada más. El sentirse parte de un grupo no los satisface. El mundo entero es su grupo, no se sienten atraídos por los grupos minúsculos.

ALGUNAS CIFRAS RELEVANTES

Un estudio realizado en suelo norteamericano por Harris Poll para la compañía Camp Mobile, nos arroja unos interesantes resultados. Un 80% de jóvenes de la Generación Z asegura que actualmente en las redes sociales se comparte demasiada información personal. Un 69% de ellos acepta que sus contactos en redes sociales no son necesariamente sus amigos, que únicamente unos pocos pueden ser considerados como amigos, el resto son simples conocidos. Asimismo, un 63% admite que le resulta trabajoso leer todas las actualizaciones de sus contactos (hay una sobrecarga de información personal).

Y en cuanto a sus propios contenidos, esta generación ofrece respuestas más que llamativas. Un 44% de ellos confiesa que limitan su contenido por el temor a ser observados por sus padres o profesores. Un 39% asegura, también, que no se sienten ellos mismos en las redes sociales, que tienen que aparentar algo que no son. Y un 36% se siente expectante ante la aparición de nuevas redes sociales más cerradas y en las que puedan expresarse libremente.

Datos que ofrecen una idea general de lo que quieren los Z respecto a las redes sociales. Círculos más cerrados, mayor libertad para publicar informaciones, mayor distancia social y más independencia. ¿Significará el comienzo del fin para Facebook y Twitter? ¿O se amoldarán a estos nuevos públicos?

Vía: elnuevodia.com / puromarketing.com
Foto: casalatina.com

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion