Ideas para captar clientes para las Pymes en San Valentín

clientes

El 14 de febrero , Día del Amor o San Valentín, es una fecha muy activa para el comercio, en la que las parejas, familiares y amigos corren para adquirir un regalo para esas personas que consideran relevantes en su vida.

En este sentido, ¿qué estrategias puede implementar una Pyme para atraer clientes en esta fecha y así aumentar sus ventas?

Crear un ambiente diferente

Los especialistas en marketing aconsejan informar a los clientes que ese día será diferente a los otros, pues se decorará el lugar en alusión a la fecha, habrá promociones e invitados especiales (como músicos, bailarines, artistas).

Esto se puede hacer mediante una invitación tipo tarjeta personalizada que se entregue a cada uno de sus clientes durante la semana previa.

Los restaurantes pueden incluir música en vivo, regalar rosas y contar con un menú recomendado por el chef para ese día, mientras que las tiendas pueden decorar sus ventanas y su espacio interior.

Promociones

Este día también puede aprovecharse para darle incentivos al cliente. Por ello se sugiere a las empresas realizar campañas por medio de las redes sociales en las que ofrezcan promociones y segmentarlas según el público meta que quieran alcanzar.

El mensaje podría contener un paquete especial para el día de los enamorados con una regalía adicional si reserva en línea una semana antes de ese día. Sería muy conveniente habilitar en su página web la posibilidad de reservar por Internet.

Así que las tiendas pueden efectuar descuentos especiales para las compras de obsequios y dar el servicio de envolver el regalo de manera gratuita, o bien, ofrecer regalías o bonificaciones, de forma tal que por la compra de un artículo se regale otro que sea complementario.

También se aconseja invitar a que los clientes actuales generen nuevos clientes, a través de una promoción de referidos o recomendados.

Estar preparado

Es común que para esta fecha, especialmente en los restaurantes, tarden mucho en servir la comida y la calidad del servicio se deteriora. Hay que pensar en todas las situaciones que pueden ocurrir y esté listo para afrontarlas.

Lo peor es invitar clientes y no tener la capacidad de responderles con calidad de servicio y prontitud. Probablemente, habrá que reforzar la cantidad de dependientes de la tienda, de los camareros y cocineros en el restaurante, pues los clientes no quieren esperar ni hacer largas colas.

En cuanto al parqueo, si existe la posibilidad, hay que habilitar nuevos espacios, pues se debe recordar que es muy probable que el negocio se llene. Y si no se cuenta con suficientes espacios de parqueo, se puede coordinar con algún servicio de parqueo cercano que reciba a los clientes, o planificar de alguna manera para que estos no se vean afectados por dicha circunstancia.

Otra idea es incentivar a los clientes a reservar con anticipación y notificarles que si llegan 15 minutos tarde, su reservación caduca. El propósito de esto es optimizar el empleo de las mesas.

Vía: emprendedoresnews
Imagen: capsulandia

Artículos Relacionados

Deja un comentario