Los 10 mandamientos para comenzar un negocio de e commerce

venta-online

Abrir un negocio de e commerce sin tener en cuenta importantes aspectos básicos del marketing online podría ser tan funesto como abrir una tienda en un local de un pueblo abandonado.

Por ello es clave tener en cuenta ciertos aspectos para comenzar con buen pie una tienda online donde miles de emprendedores y pequeños negocios se inician atraídos por esta nueva industria.

Pero gestionar un negocio en Internet no es tan fácil como lo pintan, y son muchos los que se aventuran a hacerlo sin el asesoramiento aconsejable.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




Lo cierto es que crear un e-commerce no es diferente a montar cualquier otro tipo de empresa donde se requiera de planificación, inversión y un tiempo para recuperar el dinero invertido.

Teniendo en cuenta lo mencionado, echa un vistazo a los 10 mandamientos para iniciar un negoico de e-commerce:

1. Vender lo que a uno lo apasiona

Si no se vende con pasión y sentimiento, no se lograrán tener los resultados esperados en el mundo de Internet.  Y es que se necesita diferenciarse de la competencia con quienes muy posiblemente se tenga que competir por precio y posicionamiento en el mundo del e commerce.

2. Definir a dónde se quiere llegar

Las tiendas online no se crean gratis, aunque lo parezca. Establecer un negocio requiere una inversión y habrá cierto tiempo para amortizar la inversión.

Se debe tener en claro en la mente claro cuál es el tipo de negocio para crear una hoja de ruta, o como se le llama: el guion. Después de este importante paso es el momento de pensar en la herramienta que se va a utilizar: Joomla, Prestashop, WordPress.

3. Investigar la competencia en el e commerce

Para llegar al éxito es necesario conocer al rival.  Se dice que  “la información es poder”; y si negocio se trata, la investigación del mercado puede ser el factor clave para el fracaso o éxito de empresa. Entonces, ¿qué tan bien conoces a tus rivales?

4. No necesariamente lo más caro es lo que se necesita

Hay que priorizar la herramienta a utilizar y darle cierto valor que pudiera cubrir las necesidades. Generalmente un  CMS será más barato que una herramienta programada específicamente para el negocio.

Y es que la herramienta debe ajustarse mejor a las necesidades. Por ello se debe medir bien la inversión pues podría ser considerablemente más cara en la segunda opción. Y dejar que el proyecto crezca y se desarrolle poco a poco. Una idea : conseguir un buen partner y hasta un buen socio tecnológico.

5. No termina con la entrega de la tienda online

Todo lo contrario, es el comienzo. El nuevo negocio debe estar siempre abierto para impulsar las mejoras que la venta online necesite.

Se debe pensar en el SEO, el cuidado de los textos, hacerlo atractivos, y facilitarle al buscador para que indexe correctamente. También pensar en cómo se va a llegar al público objetivo.

6. Enfocarse en llegar al público objetivo

Es el llamado target. Hay que considerar que no todo el mundo se convierte en el público objetivo. Debes de tener una idea dónde están, como hablan, como piensan, que redes sociales frecuentan, sus preferencias, gustos hasta su edad si es posible.

Cuanto más se sepa y mejor uno se comunique con ellos existirán más posibilidades de éxito para las posteriores campañas de marketing .

7. Social Marketing

Hay una frase que dice “el que mucho abarca, poco aprieta”. De igual modo, no es aconsejable tener muchos perfiles en todas las redes sociales que después no se las pueda mantener. Solamente se debe seleccionar  dos o tres que puedan ir mejor para conectar con el público objetivo y trabajarla a conciencia.

No hay nada peor para la imagen del e-commerce que perfiles abandonados o desatendidos, quejas que no tienen respuesta. Se debe llegar a tener seguidores, fans, que se sientan parte de la compañía y sus valores.

8. Las fotos de calidad

No hay que ser mezquino con las fotos. Una foto del móvil no es lo suficiente clara y de calidad para insertarla en el portal del negocio. Debes considerar que el cliente potencial no puede oler, tocar ni manipular el objeto de la página online, solo puede verlo.

Entonces, ¿por qué no hacerle fácil esta incursión a la red con fotografías excelentes del producto que se vende? Sin duda que eso ayuda enormemente  al incremento de las ventas. A fin de cuentas, se trata de valorar el producto.

9. Ser inconformista

Nunca uno debe conformarse con el índice de conversión. Si de cada 100 usuarios que ingresan en tu web solamente uno compra… ¡se tiene un problema!

Cada vez es más caro atraer usuarios a la web como para dejarlos escapar sin motivo. Además si se consigue que en vez de un usuario lo hagan 5 de cada 100, uno multiplicará la facturación por cinco.

Otro detalle a considerar es ser obsesivo con mejorar la conversión. El email marketing puede ayudar con las conversiones sobre todo si se trabaja desde el Inbound Marketing, (conocido  como marketing de atracción).

Y para lograr una buena conversión hay que utilizar cuatro elementos:  Marketing de Contenidos, SEO; Social Marketing y Mail Marketing.

10. Ser transparaente

Hay que serlo y el cliente quedará agradecido.  No esconder gastos extra, ni plazos de envío. No se gana nada haciendo que el cliente se enteré luego de cubrir todos los datos que tiene que pagar por gastos de envío, o que su producto tardará 15 días en llegar a su destino.

Ello sin duda enfadará al cliente provocando  su deserción. En cuanto a la distribución y a los plazos de envío, si los proveedores no cumplen los plazos, uno es el que debe enfrentarse a los clientes. La regla ante esto es : si mi distribuidor no cumple con los clientes, lo sanciono o despido.

De lo anteriormente expuesto, ¿algunos de estos mandamientos lograron llamarte la atención la vez que compraste por Internet?

Vía : negociosyemprendimiento
Foto: innolearning

comments

Autor entrada:

Deja un comentario