Los siete pecados capitales que un negocio online no puede cometer

negocio online

¿Existen los siete pecados capitales para un negocio online?

Vender por Internet es tremendamente complicado y la mayoría de las pequeñas tiendas que desean llevar su negocio a la web acaban por fracasar, o simplemente la tienda online es más un escaparate que una fuente de ingresos.

Lo cierto es que muchos usuarios se quejan de los malos servicios que les brindan los comercios de la web. Por eso, damos a conocer las siete malas prácticas que se cometen con más frecuencia.

Suscríbete a nuestro boletín informativo


1. Incumplir el plazo de entrega

Un negocio online no puede decepcionar y eso es lo que consigue cuando incumple el plazo de entrega estimado. Aunque es una práctica muy habitual en el negocio, es preferible trabajar con un tiempo más largo y realista que con uno exprés que no se va a cumplir.

Si se promete una entrega en 24 horas, el consumidor espera que se cumpla. Es posible que la fecha de entrega del producto sea importante para el comprador; por ejemplo, porque es para un regalo o una celebración.

2. Tener desatendido al consumidor

Saber que hay un servicio de atención al cliente accesible y rápido a la hora de resolver dudas y problemas da mucha tranquilidad al cliente. Y muchas tiendas online carecen de este departamento fundamental.

Por eso, muchos clientes se quejan de que no sea posible llamar a un teléfono y que, por el simple hecho de que se trate de una compra online, solo esté disponible una dirección de mail o un formulario para atender las peticiones.

3. Hacer largos registros infinitos

Si alguna vez has estado diez minutos rellenando un formulario, se te ha quedado colgado el ordenador y has tenido que repetir todo el proceso, sin duda que este proceso es desalentador

Los pasos para convertirse en cliente muchas veces son interminables: largos, farragosos, con montones de datos y procesos de verificación”, resume el informe. Por eso, recomienda a las webs agilizar el proceso.

4. No asumir la responsabilidad en el negocio online

Otra práctica frecuente en muchas tiendas online es no asumir la responsabilidad. Se desentienden totalmente de un problema, sin importar si el producto tiene defectos de fábrica, si se estropea durante el envío o si lo pierde la empresa de transportes. Craso error.

5. No ofrecer varias opciones de pago

El pago es una materia muy sensible para el usuario del comercio electrónico. Cada uno tiene sus preferencias y prioridades en materia de seguridad, pago de comisiones. Lo idóneo es ofrecer diferentes alternativas y que sea el cliente quien elija cómo va a pagar.

Basta con disponer de los principales sistemas de pago, como las tarjetas bancarias de crédito y débito, una transferencia de PayPal, etc. Cuantas más opciones estén disponibles, mejor.

6. No tener una estrategia de marketing online

Esto es esencial parta estar enfocado a dar a conocer tanto la tienda como las ofertas que se tiene. Lo primero es establecer un plan de acción. Es el momento de definir las acciones SEO a realizar, el calendario de contenidos a publicar, las actuaciones en redes sociales, con el objetivo de obtener notoriedad de marca y hacer ruido en Internet.

7. ¿Garantía?

El último consejo para un negocio online es que ayuden al cliente y hagan de intermediarios entre él y el fabricante. Si hay algún problema con el producto durante el tiempo que esté vigente la garantía (dos años en el caso de aparatos de imagen y sonido), la empresa distribuidora es la responsable de gestionarla.

Pero, al no tener un lugar físico al que acudir, el usuario necesita el respaldo de su comercio online para gestionar las reparaciones, sustituciones o cualquier otra incidencia

¿Alguna vez te has sentido defraudado al comprar vía online?

Vía: pymesyautonomos
Foto: ignaciosantiago

Artículos Relacionados

comments