7 trucos para crear un eslogan poderoso

Si cada vez que escuchas o lees esa frase que siempre te redirige hacia una marca, pues has sido “víctima” de un eslogan capaz de atraer y atrapar al consumidor. Pero, ¿cómo construir uno efectivo?

El marketing utiliza una serie de herramientas para conectar a la empresa con el consumidor. Una de estas es el eslogan, quizás la más importante, tanto como la marca.

Entonces, si se logra llegar a un concepto poderoso, que resuma la promesa del producto o servicio, y este cumple con lo que ofrece, el éxito está casi garantizado. De allí su gran importancia.

Suscríbete a nuestro boletín informativo


Así que si cada vez que escuchas o lees esa frase que siempre te redirige hacia una marca, pues bien, has sido “víctima” de un eslogan, una oración que define y sitúa a la empresa en su mercado, capaz de atraer y atrapar al consumidor.

El origen de esta palabra gaélico escosés significa “grito de guerra” y según la historia, el primer gran eslogan fue “Tu país te necesita”, creado durante la Primera Guerra Mundial por el soldado Lord Kitchener , y donde se colocaba un cartel pegado en las calle de Gran Bretaña por el que el ejército de este país invitaba a los jóvenes a enrolarse.

Tras observar el impacto que esta herramienta producía, las grandes empresas hicieron uso de los gritos de guerra para atraer la atención del público e incrementar sus ventas. Pero, ¿cómo construir un eslogan efectivo?

1. Corto y efectivo

El eslogan debe contener un máximo de ocho palabras. La frase debe resaltar las bondades de la empresa, producto o servicio. Si es extensa pierde fuerza comunicativa. Si no es breve no será recordado.

2. Conocer a la audiencia

Determinar a tu audiencia es fundamental. Esto se debe a que tu eslogan debe de estar compuesto de acuerdo al público al que pretendes alcanzar. Al entender a los clientes potenciales, lograrás comunicar el mensaje de tu eslogan de forma más efectiva.

3. Contra la competencia

Hay que maximizar las propuestas de valor que nos diferencian de los competidores. Hay que destacar las ventajas, los beneficios, entre otros.

4. Marca incorporada

Dentro de lo posible, hay que tratar que la marca rime con el eslogan. Es la forma más efectiva de impactar y de lograr una alta recordación.

Te puede interesar: Claves para escribir eslóganes efectivos

5. Conocimiento

Tener un amplio conocimiento del negocio ofrece las armas para elaborar un eslogan ganador. Si no se tiene, se debe hacer todo lo posible para conocer a fondo el giro en que se desarrolla.

6. Colores e imágenes

El neuromarketing enseña que color es el más adecuado, de acuerdo al tipo de empresa, que se debe usar en la marca y eslogan. Por ejemplo, si el negocio es de comida, se recomienda utilizar el rojo. Tampoco hay que descartar el uso de imágenes.

7. Utilizar sonidos repetitivos.

El eslogan debe de ser causante de emociones. Para esto se pueden hacer rimas. Y es que los mensajes concisos que se guían por un ritmo, son agradables tanto de leer, como de escuchar.

Ejemplos de buenos eslogans

– Nike: Just do it

– Wong : Donde comprar es un placer

– Polystel: te mantiene joven aunque pasen los años

– Master Card: There are some things money can’t buy. For everything else, there’s Master Card

– Inca Kola:  La bebida de sabor nacional

– Donofrio: Cerca de tí

– Johnny Walker: Keep Moving

– San Fernando: La buena familia

– Adidas: Impossible is nothing

– Cristal: La campeona de la calidad

Vía: Alto Nivel

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL

Artículos Relacionados

comments