Cómo devolver la exclusividad a las marcas de lujo

El marketing de las marcas de lujo se centra en preservar la exclusividad, pero hoy en día, si quieren tener éxito, también tendrán que buscar una experiencia digital.

Y es que se ha hablado mucho sobre la democratización que ofrece el poder de los medios digitales, y sus consecuentes efectos sobre la exclusividad de las marcas de lujo. Pero lo cierto es que a los consumidores de más nivel, esta exclusividad no es lo que más les importa.

Los consumidores de lujo están más interesados en aquellos productos que valen lo que cuestan, y todo eso tiene mucho que ver con la experiencia. Se puede seguir protegiendo la exclusividad de la marca, pero las herramientas que ofrecen los nuevos medios digitales suponen una oportunidad única para las experiencias de las marcas de lujo. Pero para entender mejor estas oportunidades, Mahable ha seleccionado tres tecnologías innovadoras para crear experiencias de lujo increíbles.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




1. Realidad aumentada: Imagina que recibes una tarjeta en tu buzón con instrucciones para visitar una determinada página web. Una vez en el site, mostrarías la tarjeta a través de la cámara de tu ordenador y la pantalla, en lugar de ver la imagen de la tarjeta, podrías ver un bolso de lujo o cualquier otro producto. Pero ésta es sólo una de las formas en que se puede utilizar la realidad aumentada. Esta tecnología puede aprovecharse para probar relojes, accesorios, o cualquier artículo sin tener que ponérselos encima, enviárselos por correo y desde su propia casa, y generar un valor de la experiencia increíble, y todavía más exclusividad.

2. Vídeos dinámicos y creativos: El comercio de lujo está creciendo, en gran parte, porque los consumidores con más recursos están pasando mucho más tiempo conectados a la red. Ahora, el reto de las tiendas será recrear la experiencia en las tiendas a través de vídeos dinámicos y creativos y páginas de e-commerce que sean capaces de personalizar la experiencia de compra de la misma forma que lo hacen en las tiendas físicas.

3. Reconocimiento facial: No hay ninguna cara igual, así que, ¿qué hay más exclusivo? Si se consigue conjugar esa exclusividad con un servicio híper-segmentado las marcas de lujo podrían llegar a ofrecer a sus clientes una experiencia sin igual. Así que imagina entrar en una tienda, que el sistema de reconocimiento facial te salude de forma muy elegante y enseguida te ofrezca una experiencia única y totalmente individualizada en función de tu edad, género, historial de compras y preferencias. El servicio te iría informando de los nuevos productos, las compras que has hecho y las promociones que podrían interesarte. Además, el sistema podría cargar información en tu teléfono móvil o guiarte por la tienda con un sistema de geolocalización.

Fuente: Marketing Directo

comments

Autor entrada:

Deja un comentario