Cómo los equipos de fútbol se han convertido en poderosas marcas y qué se puede aprender de ello

Se han convertido en ejemplos claros de cómo construir marcas muy valiosas y destacadas. Las Eliminatorias a Rusia 2018, así lo demuestran.

La marca es el activo corporativo más importante de toda empresa, pues quien posee la marca posee la riqueza. Por eso que se calcula que las marcas representan un tercio del valor total de una empresa.

Así que se debe entender la enorme influencia y la importancia que los equipos de fútbol tienen en la sociedad como guías de consumo. La compenetración de este deporte entre los consumidores es elevada y el éxito asociado a todo lo que está relacionado con ellos está asegurado.

Y vemos cómo las Eliminatorias al Mundial Rusia 2018 ha puesto al fútbol en boca de todos y se ha convertido no solamente en un deporte popular sino en una marca muy poderosa.

Por ejemplo, la mayoría de consumidores vieron los partidos luego de abonar en las plataformas de pago televisivo solamente para poder seguir los partidos de sus selecciones nacionales, además de comprar el merchandising asociado a sus equipos, como ha sucedido con a selección peruana. Por eso que el fútbol ha dejado de ser un deporte y se ha convertido en un negocio.

Don Balón, Don Dinero

Este deporte global también tienen en las principales selecciones y clubes de fútbol del mundo valoraciones millonarias y donde los grandes fichajes se cotizan en cantidades exorbitantes, como la contratación de Neymar al Paris Saint Germain.

En general, los clubes de fútbol mueven cantidades elevadísimas que se asemejan a los resultados económicos de algunas empresas globales de éxito. Por ejemplo, dentro de la lista de los 50 clubes deportivos con mayor valor del mundo, elaborada por la revista Forbes, los tres primeros puestos los ocupan tres equipos de fútbol.

Primero, el Real Madrid, con un valor aproximado de 3.400 millones de dólares, seguido por el Barcelona, con 3.200 millones de dólares, y el Manchester United, con 2.800 millones de dólares.

Pero eso no es todo: ya los equipos de fútbol han traspasado sus fronteras naturales de una forma que va más allá de sus ámbitos tradicionales consiguiendo que sus aficiones poco tengan que ver ya con la geografía sino más bien con el feeling.

Por eso que los equipos de fútbol se han convertido en claros ejemplos de cómo construir marcas muy valiosas y donde las empresas pueden extraer algunas lecciones. ¿Cómo lo han logrado?

Te puede interesar: Los negocios que ganan si Perú va al Mundial Rusia 2018

Son lovemarks

Lo más importante en esta carrera para crear una marca poderosa es que los equipos de fútbol no son simplemente equipos de fútbol. Para sus fans son una cosa que va más allá: sus hinchas sienten, se emocionan y padecen con ellos. Y es que su relación entre un fan y su equipo está completamente ligado a las emociones.

A ello se agrega que los eslóganes que se emplean tratan de unir más este vínculo, como ha sucedido con la selección peruana en las Eliminatorias al Mundial Rusia 2018. El fútbol es una lovemark, o mejor dicho, este deporte pasión de multitudes es un creador de lovemarks.

Otro detalle a tomar en cuenta entre los consumidores y los equipos de fútbol comienza muchas veces en la infancia,  en el barrio. Y así se crea aún más esta afinidad como marca. Por eso últimamente se ha venido contando la historia de cómo las estrellas del fútb0l peruano actuales ( caso Paolo Guerrero, Christian Cueva o Jefferson Farfán, lograron materializar sueño de llegar a la selección peruana.

Así que el niño está ya marcado como consumidor por lo que su amor a esa marca crecerá. No en vano, el equipo de fútbol estará así unido poderosamente a los recuerdos felices de la infancia.

Una marca poderosa

Pero además de crear emociones poderosas, los equipos de fútbol han formado identidades de marca poderosas. Por eso que sus nombres y características (colores, enseñas, etc) incluso  ya son identificables para quienes no siguen el fútbol. Por eso que lograron construir identidades a prueba de fuego, con imágenes que difícilmente se olvidan por lo que los consumidores no necesitan mucho más de pocos segundos para identificar al equipo de sus amores.

Y el hecho que su imagen de marca sea tan reconocida ha hecho que los productos derivados se hayan convertido en una fuente de ingresos millonarios y en una forma más de expandir la identidad y el alcance de la marca.

Todo este merchandising es por eso una creciente fuente de ingresos pero también es una embajada de la marca por lo que donde a vayan los hinchas con sus productos se estará captando a más consumidores potenciales.

Vía: puromarketing.com