Construir una marca: 7 semejanzas con la búsqueda de pareja

La construcción de una marca se parece a la búsqueda de pareja. Por ejemplo, cuando buscamos pareja, los humanos buscamos un determinado tipo de características, unas características que pueden extrapolarse también a la construcción de marcas.

Para entender más de este tema, y ver las semejanzas, Fast Company enumera a continuación cada una de ellas:

1. Estatus social: Al buscar pareja, buscamos inconscientemente a alguien que proyecte el estilo de vida al que aspiramos. De igual manera, al sentar los pilares de una marca, es importante que ésta refleje los valores sociales del público objetivo que pretende conquistar.

2. Atractivo: Dicen que la belleza universal no existe porque se trata de un concepto totalmente subjetivo que varía de persona a persona. Aun así, tanto a la hora de buscar pareja como de diseñar una marca, la belleza es un elemento esencial.

3. Confianza: Cuando buscamos pareja, esperamos encontrar a alguien en quien podamos confiar. Y el grado de confiabilidad de las personas se mide en las promesas que éstas están o no dispuestas a cumplir. También el éxito de las marcas depende en buena parte de si cumplen o no las promesas que hacen sus clientes, por lo que la confiabilidad es factor clave a la hora de construir una marca.

4. Inteligencia: Si al buscar pareja, las personas buscan la inteligencia en su alma gemela, también al construir una marca, el consumidor quiere que ésta sea inteligente y que sus productos tengan un diseño intuitivo y adaptable.

5. Empatía: Para ser una pareja ideal, es necesaria una buena dosis de empatía. Igualmente, las marcas deben ser capaces de entender a sus clientes, anticiparse a sus necesidades y proporcionarles productos y servicios realmente útiles para sus vidas.

6. Emoción: La emoción es la sal y la pimienta de las relaciones de pareja. Y también de las relaciones entre consumidores y marcas, que deben esforzarse en sorprender constantemente a sus clientes.

7. Ambición: Para que una pareja llegue a buen puerto, se necesita una pizca de ambición por parte de sus dos integrantes. De igual manera, para seguir enganchadas al vagón del éxito, las marcas deben ser ambiciosas y apostar permanentemente por la innovación.

Fuente: Marketing Directo

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion