Construir una marca en tiempos de incertidumbre

Construir una marca en tiempos de incertidumbreConstruir una marca en tiempos de incertidumbre

En tiempos de crisis, no son las elevadas tasas de desempleo ni las maltrechas economías familiares las que alejan al consumidor de los puntos de venta, sino la incertidumbre.

La incertidumbre persigue al consumidor desde que la economía mundial comenzó a dar síntomas de debilidad en el año 2007. Desde entonces, este vacío de certidumbre ha intentado llenarse con información para aleccionar al consumidor sobre lo que es conveniente y lo que no lo es en tiempos de crisis. Sin embargo, la información se ha transformado en sobreinformación y actualmente el consumidor está confuso.

Cuando cunde la incertidumbre, las marcas se muestran más cicateras a la hora de invertir. La inversión se convierte para las marcas en un “órdago a la grande” que éstas simplemente no pueden permitirse. Ante la incertidumbre, las marcas prefieren mantener su dinero a buen recaudo y eso termina generando más incertidumbre.

En el momento en que la incertidumbre atrapa al consumidor, éste deja también de gastar. La mayor parte de la gente ahorra, no para equilibrar sus cuentas, sino por miedo, explica J. Walker Smith en Branding Strategy Insider.

En un mercado cada vez más incierto, el radar del consumidor se activa para encontrar aquello que contribuye a aliviar de alguna manera sus preocupaciones diarias. Y es ahí donde entran las marcas. La clave para conectar con el consumidor en época de vacas flacas es no confundirle y mostrarle un futuro concreto basado más en certidumbres que en incertidumbres.

Fuente: Marketing Directo

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.