El caso de Nokia y porqué terminó siendo vendida a Microsoft

Obtenida de esta web.

Ya que te van a copiar o vas a copiar, es bueno aprender de los aciertos y errores de los grandes como es el caso de Nokia, que dominó el mercado de móviles durante mucho tiempo y ha terminado siendo vendido a Microsoft no hace mucho. ¿Cuáles fueron las claves de sus éxitos y de su caída final?

La innovación como arma de batalla

No sé si recuerdan, pero los primeros teléfonos con sistema operativo que podías instalar programas de office, fueron los Nokia. Con su rudimentario Symbian, que en verdad no era muy conocido porque la pelea de los celulares se daba sobre todo en el hardware y sus capacidades, pudo hacer que sea el primer celular que tenga capacidades de smartphone como los que actualmente se conocen. Los conocidos Serie N, fueron el génesis de los de ahora. Antes de ello, todos moríamos por tener un Nokia que estaba diseñado para juegos, o que tuviera un teclado completo deslizable, o aquel que rompiendo esquemas tenía una gran pantalla y un teclado circular. Incluso hasta llegaron a intentar con una tablet.

Gran calidad de sus productos

Los celulares Nokia fueron diseñados para durar toda la vida. Su extrema dureza y aguante  ha sido parodiada hasta el día de hoy, cuando en una película como “A los 40” muestra sus míticos modelos con el juego “Snake” y su linternita. Es decir, tenían un hardware  muy bueno. En esto fue en lo que innovaron constantemente y se hicieron incomparables. Siempre sacaron los celulares con las mejores prestaciones para el momento por lo que Nokia tuvo a una gran parte del mercado cautivo durante mucho tiempo.

Su gran error; seguir innovando en la misma dirección

El iPhone demostró otra manera de acercarse al cliente. Ya no era a través de un hardware solamente. El hardware era solo un medio para lo que realmente cambiaría la forma en que se masificaron los celulares. La app store; el dar la facilidad a las personas de hacer que tu celular sea único y diseñado para tus necesidades, dándote la posibilidad de acceder a una masiva cantidad de programas creadas por una inmesa comunidad de desarrolladores, y hasta desarrolladores no profesionales si no gente que lo hacía como hobby, rompió con el esquema de el “celular para hablar por teléfono”. Se convirtió en una plataforma para acceder a servicios y comunidades. Y Nokia no vio que este era el futuro.

Nokia fue bueno durante mucho tiempo en hacer lo que hacía bien, y terminaron avanzando por inercia esperando que el cliente siguiera a su marca simplemente porque ellos lo habían hecho así durante tanto tiempo. Pagaron cara su falta de visión. Nunca desarrollaron su sistema operativo lo suficiente quedando rezagados con respecto a sus competidores, y sin una comunidad de desarrolladores interesados en aportarles sus apps, iPhone y Android se comieron al mercado entero que estaba listo para consumir algo distinto a lo que Nokia ofrecía.

Fue así como terminó una era, con la compra de Nokia por Microsoft. Esto ya se veía venir cuando tuvo que sacar sus nuevos equipos con el sistema operativo Windows. Solo era asunto de esperar que se concretara.

Esto quiere decir que la innovación no lo es si es que se aleja de las necesidades del cliente. Si uno pierde de vista lo que este quiere o necesita, vamos a terminar lanzándonos en un camino equivocado.

Y tú, ¿habías anticipado la caída de un gigante como Nokia?

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.