El cliente conoce la marca pero, ¿La marca conoce al cliente?

Un pilar fundamental para una marca que quiera tener éxito con su estrategia online es lograr que la comunidad hable de nosotros, que nos vean, en una palabra, que nos conozcan.

Los consumidores son egoístas y no siguen a una marca por simple simpatía hacia ella, sino, porque les ofrece algo a cambio de su lealtad.

Como ya hemos dicho en otras ocasiones, es muy complicado que alguien hable de nosotros si no nos conocen, por lo que es necesario lograr una gran visibilidad.

No sólo necesitamos que los usuarios nos conozcan, sino, tenemos que conocer a la comunidad para que, valga la redundancia, nos conozcan a nosotros. Para ello, tenemos que realizar un exhaustivo análisis de los usuarios, consumidores, potenciales clientes o de nuestra audiencia: saber qué les gusta, cuáles son sus intereses…pero, antes de procesar este estudio, debemos tener en cuenta algunos aspectos importantes acerca todo ello.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




Por ejemplo, es preciso saber que el hecho de que una marca ofrezca un servicio de atención al cliente de gran calidad, capaz de resolver las cuestiones planteadas por los usuarios de forma rápida y efectiva es algo que los clientes valoran muy positivamente. Existen estudios que afirman que una gran parte de los consumidores abandonarían a una marca y dejarían de comprar sus productos por el hecho de no obtener una atención adecuada y satisfactoria.

A los clientes les gusta sentirse especiales, importantes, la personalizacion nos permite satisfacer esta necesidad. Es así como se convierte en palabra clave a la hora de acercarnos a nuestros potenciales clientes. No es más que una forma de fidelizarlos ofreciéndoles contenido y materiales, promociones especiales para ellos.

Además, por este motivo, porque los usuarios quieren sentirse valiosos e importantes, es importante tener con ellos una deferencia que les permita saberse fundamentales para nosotros. No sólo podemos hacer esto ofreciéndoles promociones especiales, a veces basta con aprendernos sus nombres, ya que esto les proporciona la sensación de que nos interesan lo suficiente como para acordarnos de cómo se llaman, que son imprescindibles para nosotros.

Otra cosa a tener en cuenta es la reciprocidad. Es un punto importante. Los consumidores, como también hemos dicho anteriormente, son egoístas, somos egoístas, no siguen a una marca por simple simpatía con ella, sino, porque les ofrece algo a cambio de su lealtad. Como se suele decir, el que algo quiere, algo le cuesta, lo que significa que si pretendemos que el cliente, el usuario nos sea fiel, debemos darle algo que le merezca la pena.

Por último, debemos considerar que las buenas historias venden, y los usuarios lo saben. Y les gusta. A los clientes les encanta sentirse identificados con una buena historia de la marca.

Estas consideraciones previas a cualquier análisis de nuestra audiencia nos permitirán enfocarlo desde un punto menos automático, más humano. Por lo tanto, si nuestro objetivo es alcanzar el éxito no basta con que el cliente conozca nuestra marca, sino que estamos obligados a hacer el esfuerzo por conocerlos a ellos también.

Fuente: puromarketing

comments

Autor entrada:

Deja un comentario