El nombre de tu empresa: 5 consejos prácticos

marcas

Casi tan importante como lo que ofreces es el nombre y el logo de tu empresa, son la carta de presentación, lo que todos conocen antes de saber  qué ofreces; así que es de vida o muerte tener uno acorde con la empresa.

No es cuestión de ponerle un nombre “bonito”, muchos factores entran en juego, por ejemplo, cuál será el dominio de tu página web, con qué se identificarán tus usuarios, entre otras. Es por eso que la elección es uno de los pasos cruciales al momento de darle forma al proyecto que tengas en mente y aquí te damos cinco consejos para lograr tu cometido.

1.- Ten cuidado con la homofonía

Suscríbete a nuestro boletín informativo




Digamos que decidiste llamar a tu empresa “TuboLima”, perfecto. Ahora digamos que el cliente “A” le dice a su amigo “B” que compre en tu tienda y le comenta que tienes una página web, magnífico. El señor “B”, al no ver el nombre escrito, busca “TuvoLima” y es enviado a la página web de otra empresa que, da la casualidad, ofrece lo mismo que tú. Perdiste un potencial cliente por un error fonético.

2.- Espera el momento de “iluminación”

No te apresures en decidir a la ligera, toma tu tiempo y utiliza técnicas simples que liberen la creatividad hasta que llegue ese momento mágico en el que nace el nombre. Por ejemplo, puedes utilizar la tormenta de ideas entre tus familiares y amigos, empiecen escribiendo palabras alusivas al giro del negocio, retiren todos los pensamientos negativos porque todo aporte es válido y, tal vez, así encuentres oro.

3.- Conviértelo en algo personal

Esto suena algo confuso pero es todo lo contrario, si el nombre de tu empresa es fácil de pronunciar/recordar pero en realidad la palabra no existe, creará conversación; de esta forma podrás contar la historia detrás del nombre. Podría ser el nombre combinado de dos mascotas, tu fruta favorita con letras diferentes sin cambiar el sonido (manzana = mansana), en decir, cualquier cosa que genere en la gente la curiosidad por preguntar.

4.- No seas muy práctico

No regales lo que ofreces en el nombre, deja un poco a la imaginación y la curiosidad; si vas directo al punto a muchos les podrá gustar pero la pieza base de todo plan de negocio actual es el Branding y cómo alojar tu nombre en las mentes de las personas.

5.- Asegúrate de amarlo

Si tú no crees en tu nombre, si tú no aceptas tu nombre, si tú no AMAS tu nombre, nadie lo hará. Si no estás completamente convencido de haber encontrado uno que te satisfaga completamente, sigue buscando, recuerda que lo escucharás una y otra vez.

Como ya mencioné antes, decidir cuál será el nombre que lleve una empresa es un proceso largo y tedioso pero vale cada segundo invertido. Imaginen que grandes corporaciones no tuvieran sus nombres, tal vez no hubieran llegado muy lejos.

iStock_000022096565Small-630x250

¿Encontraste estos consejos útiles? Si es así, por favor, comparte tu experiencia en los comentarios.

comments

Autor entrada:

Deja un comentario