Estrategia de marketing: Social Branding

Estrategia de marketing: Social Branding

Podríamos definir Social Branding como la nueva disciplina que se ocupa de la construcción de marca desde una perspectiva y una sensibilidad auténticamente Social.

Debemos ser conscientes de que cuando contemplamos la posibilidad de integrar la visión del Social Branding en la construcción de nuestra marca, estamos en realidad integrando la publicidad de los hechos en nuestra dinámica empresarial, por lo que es importante que entendamos que nos enfrentamos a un verdadero cambio de fondo y no a un simple cambio de formas o estético.

– Una Marca no es algo estático, rígido y permanente circunscrito a los deseos de nuestros planes, sino algo vivo, en constante cambio y condicionado totalmente por las personas y los entornos con los que interactúa en cada momento.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




– Una Marca no está en los despachos de sus directivos, sino que está “ahí fuera” en las manos y en las mentes de sus consumidores y de los entornos que los influencian, por lo que nuestros planes siempre pueden convertirse en una simple lista de deseos o directamente en una pesadilla, si no los tenemos suficientemente en cuenta.

– Una Marca no es solo un logotipo, o una gráfica, o un determinada campaña o mensaje publicitario, o algo que depende de un único departamento de nuestra compañía sino que es una trascendente cuestión Cultural que condiciona todos los ámbitos de actuación de nuestra empresa y finalmente nuestra cuenta de resultados.

– Una Marca Social no es una Marca que está Conectada en Twitter o Facebook u otro tipo de canales o herramientas con sus consumidores, o que hace puntualmente donaciones o caridad, sino una que es una Marca verdaderamente sensible a su Responsabilidad de generar riqueza a la Sociedad y al Planeta de los que depende su Mercado.

– Una Marca debe aprender a ser “Culturalmente Sostenible”, convirtiendo las actitudes y las visiones de la Compañía en “Nutrientes” que faciliten el desarrollo del ciclo natural de la Motivación, la Creatividad y la Innovación.

Una Marca debe aprender a basar su Identidad en su propia y auténtica Cultura, es decir, en la verdadera esencia de las relaciones entre todas las personas que la integran dentro y fuera de la compañía, de manera que fluya el verdadero Valor de todo su potencial “humano”.

En definitiva, en un momento en el que el vínculo tradicional entre usuarios y Marcas está más deteriorado que nunca por los excesos, la desconfianza, la saturación de ofertas y el deterioro financiero y económico, se trata de sustituir gradualmente el actual Paradigma de la “Promesa de Marca” ya agotado, por uno nuevo basado en entender que la Marca es simplemente la “Huella” que queda de todas nuestras acciones, a lo largo del tiempo.

* joan jimenez

Fuente: Puro Marketing

{fcomment}

comments

Autor entrada:

Deja un comentario