Estrategia de Starbucks: La marca en las redes sociales

Estrategia de Starbucks: La marca en las redes sociales

Con las redes sociales, los usuarios pueden conocer mejor la marca, y quiénes somos a nivel más personal. Creamos relaciones cercanas y auténticas. Compartimos contenido relevante con ellos- noticias sobre la marca, novedades, ofertas, les hablamos de tú a tú.

Para Starbucks las redes sociales significan: Amigos, relaciones-compromiso, y contenido. Las usamos para conectar con nuestros clientes y añadir valor a la marca. Compartir y crear compromiso.

– Las RRSS no venden productos: El error más grave que puede cometer una empresa es usar las redes sociales para vender productos. Los canales de social media no se han diseñado para vender, pero sí para escuchar y crear confianza. Éste ha sido nuestro objetivo desde el principio. Las usamos también para escuchar y aprender de nuestros clientes o clientes potenciales– qué les gusta, qué no les gusta, qué quieren, qué piden, sus tendencias, dónde están, etc. Aprendemos mucho de nuestros fans y valoramos como si de un amigo se tratara, los comentarios que comparten con nosotros.

– El Social Media no vende nuestro café: Las redes sociales son una gran plataforma para empresas, pero para añadir valor, no para vender. Nosotros no las usamos para vender café. No medimos nuestro éxito en  términos de ventas, lo medimos  con el compromiso de nuestros fans. Esto es más importante para nosotros. Además creemos que son un instrumento muy útil para todas las empresas, de cualquier sector y actividad, siempre que la empresa de la importancia que tiene, cuide y dedique la atención que la red social requiere. Por ello, permite aumentar tu alcance, escuchar e interactuar con tus clientes en una plataforma con un nivel de engagement muy alto, hablar directamente con clientes, crear relaciones de valor y a largo plazo, conocer las tendencias, las nuevas inquietudes de los fans.

– Los inconvenientes de las Redes: Y sus inconvenientes, como en cualquier actividad hay que establecer unas bases y unos compromisos iniciales, y con las redes sociales estás expuesto a recibir cualquier tipo de comentario, pero lo importante es reaccionar a tiempo y aprender. Nos ayuda mucho a conocer los gustos y preferencias de nuestros clientes y ver la rapidez con la que pueden cambiar. Una de las partes más importante de nuestro trabajo en las redes sociales es monitorización, es decir, escuchar a nuestros clientes. Los usuarios son muy verbales, si tienen una opinión es muy posible que la compartan en las redes. Escuchamos todos los posts, tweets y comentarios de nuestros clientes y los tenemos en cuenta en todos los niveles de la empresa, tanto en marketing, operacionalmente, atención al cliente, etc.

* Beatriz Navarro Jiménez-Asenjo

Fuente: Puro Marketing

{fcomment}

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.